• Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La Pistis Sophia Develada: Capítulo 45

Capítulo 45

Y sucedió entonces que Jesús, al terminar estas palabras dijo a sus discípulos: "¿Comprendéis la forma en que discurro con vosotros?". Andrés se adelantó y dijo: "Mi Señor, en relación con la solución del sexto arrepentimiento de Pistis Sophía, tu poder de Luz profetizó antes, a través de David, en el Salmo ciento veintinueve, diciendo:

 

La Pistis Sophia Develada: Capítulo 46

Capítulo 46

El arrepentimiento de Sophía aún no es aceptado. De ella se burlan los Arcontes.

Y Jesús dijo: "Bien hablado María."

Y Jesús continuó su discurso diciendo a sus discípulos: "Sucedió, cuando Pistis Sophía terminara de expresar su sexto arrepentimiento para el perdón de su transgresión, que se volvió de nuevo a la altura para ver si sus pecados le habían sido perdonados, y para ver si se la conduciría fuera del caos. Pero por mandato del Primer misterio, todavía no fue escuchada de manera que su pecado le fuera perdonado y ella fuese conducida fuera del caos. Al volverse a la luz para ver si su arrepentimiento era aceptado, vio todos los regidores de los doce aeones, burlándose de ella y regocijándose por no haber sido aceptado su arrepentimiento. Al verlos burlarse de ella, se dolió muchísimo y elevó su voz a la altura, en un séptimo arrepentimiento, diciendo:

La Pistis Sophia Develada: Capítulo 47

Capítulo 47

Jesús lleva a Sophía a una región menos lejana, pero sin mandato del Primer Misterio.

"Sucedió entonces, cuando Pistis Sophía hubo expresado su séptimo arrepentimiento, dentro del caos, que el Mandato a través del Primer Misterio aún no llegaba para salvarla y conducirla fuera del caos. Sin embargo yo, sintiendo compasión, sin mandato alguno la conduje a una espaciosa región del caos. Y cuando las emanaciones materiales de Obstinado vieron que ella había sido llevada a esa región, dejaron un tanto de afligirla, pues pensaron que también sería llevada fuera del caos. Cuando esto sucedía, Pistis Sophía ignoraba quien la había ayudado; no me reconoció en absoluto y continuó y persistió cantando alabanzas a la Luz del Tesoro, a la cual había visto y en la cual había tenido fe. Pensó que era ella (la Luz), quien la había ayudado; esa luz a quien cantaba sus alabanzas creyendo que era realmente la Luz. Mas como en verdad ella había tenido fe en la Luz que realmente pertenecía al Tesoro, habría de ser llevada fuera del caos y su arrepentimiento le sería aceptado. No obstante, el Mandato del Primer Misterio no se había realizado aún, para que su arrepentimiento fuera aceptado. Y escuchad ahora, que he de contaros todas las cosas que acontecieron a Pistis Sophía."

La Pistis Sophia Develada: Capítulo 48

Capítulo 48

Las emanaciones de Obstinado la oprimen de nuevo.

Cuando Jesús concluyó dijo a sus discípulos: "Sucedió entonces que cuando el poder rostro de león vio que Pistis Sophía no había sido guiada fuera del caos, volvió con todas las otras emanaciones materiales de Obstinado, y todas ellas oprimieron nuevamente a Pistis Sophía. Y ocurrió entonces, al sentirse oprimida, que ella gritó en su mismo arrepentimiento:

La Pistis Sophia Develada: Capítulo 49

Capítulo 49

Cuando Jesús hubo hablado, Mateo se adelantó y dijo: "Mi Señor, tu espíritu se ha agitado en mí y tu luz me ha vuelto sabio para proclamar este octavo arrepentimiento de Pistis Sophía, pues tu poder ha profetizado sobre ello tiempo atrás, a través de David, en su Salmo treinta, diciendo:

Mateo, según la ciencia, dice siempre cosas terriblemente divinas.

Ciertamente, Mateo es el Apóstol de la Ciencia pura.

2000 © 2022 Biblioteca Gnostica Samael Aun Weor. Todos los derechos reservados.