• Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La Pistis Sophia Develada: Capítulo 40

Capitulo 40

Juan pide y recibe permiso para hablar.

Sucedió entonces, mientras Jesús pronunciaba estas palabras, que les dijo: "Este es el cuarto arrepentimiento que expresara Pistis Sophía; ahora, por tanto, dejad que aquél que entendiera, entienda". Y ocurrió entonces, al decir Jesús estas palabras, que Juan se adelantó, adoró el pecho de Jesús, y le dijo: "Mi Señor, ordéname y permíteme decir la solución del cuarto arrepentimiento que Pistis Sophía expresara".

Jesús dijo a Juan: "Te doy la orden y te permito hablar la solución del arrepentimiento que Pistis Sophía expresara".

Y Juan respondió diciendo: "Mi Señor y Salvador, por cuanto a este arrepentimiento que Pistis Sophía expresara, tu poder luz, que estuvo en David, lo profetizó hace tiempo en el Salmo centésimo primero:

 

La Pistis Sophia Develada: Capítulo 41

Capítulo 41

Jesús elogia a Juan.

Y sucedió entonces, al concluir Juan de decir estas palabras a Jesús, en medio de los discipulos, que jesus le contestó "Bien dicho Juan, el Puro, que reinarás en el reino de la luz".

Juan, el Puro, el Verbo, reina en el Reino de la Luz.

I-E-O-U-A-N, Juan, es la Palabra, el Ejército de la Voz, la Hueste colectiva de los Elohim creadores.

La Pistis Sophia Develada: Capítulo 42

Capítulo 42

Cuando Jesús hubo dicho estas palabras a sus discípulos, que prosiguió: "Quien tenga oídos para oír, que oiga; y que aquél en quien el espíritu arde, que venga adelante y diga la solución de la idea del quinto arrepentimiento de Pistis Sophía".

Felipe, el Apóstol de Jesús, existe dentro de nosotros mismos, aquí y ahora.

Felipe asiste al invocador y le saca en cuerpo astral.

Tales invocadores suelen recibir múltiples beneficios.

La Pistis Sophia Develada: Capítulo 43

Capítulo 43

María interpreta las palabras de Jesús relativas a los tres testigos.

Cuando Jesús hubo concluido, dijo a sus discípulos: "El que tenga oídos para oír, que oiga".

María se adelantó de nuevo, dio unos pasos a mitad de la reunión y se colocó junto a Felipe, diciendo a Jesús: "Mi Señor, la luz que mora en mí tiene oídos y yo estoy pronta a escuchar a mi poder; he comprendido la palabra que has pronunciado. Ahora pues, mi Señor, escucha mi sincero discurso, tú, que nos has dicho: "El que tenga oídos para oír, que oiga".

"Como has dicho a Felipe: "Sois tú y Tomás y Mateo a quienes el Primer Misterio manda escribir todos los discursos del reino de la Luz y ser testigos", escucha entonces y que yo proclame la solución de esas palabras. Son las que tu poder luz profetizó antes a través de Moisés: "Todo asunto se establecerá mediante tres testigos". Los tres testigos son Felipe, Tomás y Mateo".

La Pistis Sophia Develada: Capítulo 44

Capítulo 44

Felipe es elogiado y continúa escribiendo.

Y entonces, al oír Jesús las palabras de Felipe, dijo: "Bien hablado Felipe, bien amado. Ahora y por tanto, ven, siéntate y escribe tu parte de los discursos que yo pronunciaré y de todas las cosas que yo haré, y todo lo que veas"

Y enseguida Felipe se sentó y escribió.

Después, Jesús continuó su discurso y dijo a sus discípulos: "Entonces Pistis Sophía llamó a la luz, quien perdonó su pecado de abandonar su región y bajar a la obscuridad. Y ella profirió su sexto arrepentimiento, diciendo:

2000 © 2022 Biblioteca Gnostica Samael Aun Weor. Todos los derechos reservados.