• Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El Quyinto Evangelio.- Prodigios y Misterios del Fuego

El Quinto Evangelio

PRODIGIOS Y MISTERIOS DEL FUEGO

  Vamos a comenzar nuestra plática de esta noche; espero que todos los hermanos pongan el máximum de atención... Bien hermanos, en todo caso, es necesario irnos conociendo cada vez más a sí mismos, si es que en verdad queremos llegar a la Autorrealización Íntima del Ser. Obviamente, necesitamos trabajar (como ya lo he dicho en mis pasadas cátedras) con el Elemento Fuego. El Fuego, en sí, es una substancia que ha escapado a todos los análisis químicos.

Dicen los científicos que “es el producto de la combustión”, lo cual es absolutamente falso; nadie sabe cuál es la naturaleza del Fuego. Sabemos, por ejemplo, que en la atmósfera existe el Oxígeno y el Nitrógeno; no ignoramos que en el agua está el H2O, o sea el Hidrógeno y el Oxígeno; tampoco podemos ignorar que en la tierra está el Carbono, pero, ¿cuál es en realidad la fórmula del Elemento Fuego? Cualquier hombre de ciencia nos hablaría del H2O, que “dos átomos de Hidrógeno y que uno de Oxígeno”, que “para formar agua”.

Pero hagamos el ensayo con el H2O y tratemos de unir los átomos de Oxígeno e Hidrógeno, tal como está en la fórmula, en un laboratorio, a ver si es cierto que resulta agua... ¡Obviamente que no! ¿Por qué? ¡Porque falta algo! ¿Qué? El Elemento Fuego. Entonces la fórmula del H2O está incompleta; eso es obvio.

Así que el Fuego escapa a todo. Una simple llama de ésas que tenemos ahí, en la veladora, sería suficiente como para que incendiáramos el mundo, y ella permanecería impasible: ni aumentaría un átomo más, ni un átomo menos.

De cualquier veladora de éstas sacamos otra veladora, y otra, y otra, y otra, y quemamos un depósito de gasolina, hacemos explotar un depósito de dinamita, y sigue el Fuego, y quemamos el mundo y la veladora sigue igual: Impávida, como si nada hubiera sucedido. ¿Qué clase de substancia es esa, que se burla de los químicos y que hace tantos prodigios, y sin embargo permanece la misma, impasible?

Realmente que la Substancia del Fuego es divina. Ahora, a nosotros (como les decía a ustedes en pasada plática) solamente nos interesa la PARTE OCULTA DEL FUEGO, la LLAMA DE LA LLAMA, la SIGNATURA ASTRAL del Fuego, que es lo Divinal, es eso que vemos allí, en la Cruz, ese INRI: Ignis Natura Renovatur Integra (el Fuego renueva incesantemente la Naturaleza)... Así que la liberación del ser humano no es posible fuera del Fuego; sólo trabajando con el Fuego, podríamos nosotros conseguir la Liberación Final.

Los Mundos, por ejemplo, no son sino granulaciones del FOHAT; eso es obvio. La Doctrina que nosotros enseñamos, es la DOCTRINA DEL FUEGO; los libros que hemos escrito, ha sido con carbones encendidos, y entre el crepitar incesante de las llamas, hacemos llegar el Conocimiento Secreto a la Humanidad. Bien sabemos que tras del Fuego hay maravillas. Una vez a un Elemental grandioso del Fuego se le preguntó:

“¿Qué hay más allá del Fuego?”. Respondió:

“¡Eso es cosa que nosotros ignoramos!”. “Dios es un Fuego devorador”, dice San Pablo, ¡y así es!... En pasadas pláticas dijimos que había DOS UNOS: El Incognoscible AELOHIM y el Cognoscible ELOHIM. Aelohim es la Seidad Incognoscible e Inmanifestada; en cuanto a Elohim o Elojim, es el Ejército de la Palabra, el Ejército de la Voz; es como la Estrella Solar, como el Sol Espiritual: SOL SAGRADO ABSOLUTO, que sale de entre las entrañas del Incognoscible.

El Ejército de la Palabra emana, pues, del Sol Sagrado Absoluto, pero el Sol Sagrado Absoluto y el Ejército de la Palabra son UNO, que ha salido de entre las entrañas vivas del Incognoscible.

El Ejército de la Palabra es Fuego, es el FOHAT PLURALIZADO; mas no debemos olvidar que “la variedad es unidad”. El Ejército de la Voz está constituido por todas esas millonadas de DHYANCHOHANS, creadores del Universo, y todos ellos son Llamas de Fuego ardiente.

Pero vean ustedes qué grandioso es ese despliegue de BRAHMA, ese despliegue de la Divinidad, ese despliegue del GRAN FUEGO UNIVERSAL: Cómo de lo Incognoscible emana el Demiurgo Arquitecto del Universo, que es Fuego.

Ahora bien, todo ese Ejército de la Palabra, todo ese Ejército de los Dhyan-Chohans, obviamente ESTÁN NUMERALIZADOS, clasificados en grupos, de acuerdo con las Ideas Cósmicas Universales. Ellos son NÚMEROS VIVIENTES, creando y volviendo nuevamente a crear.

Conviene entender que de entre el seno del Incognoscible ha brotado realmente el Logos, el Demiurgo, el Sol Estelar Espiritual, el Ejército de la Palabra, y a su vez, de ese LOGOS MÚLTIPLE (como una Llama compuesta de muchas Llamas), emana ATMAN, el Inefable. Atman es el ÍNTIMO en cada uno de nosotros, nuestro ESPÍRITU DIVINO e INNOMBRABLE.

A su vez, de Atman se desprende BUDDHI. ¿Y quién es Buddhi? Buddhi es la CONCIENCIA SUPERLATIVA DEL SER, Buddhi es EROS, es Fohat como Mensajero de los Dioses.

En los Mundos Superiores de Conciencia Cósmica, pueden los Iniciados evidenciar el hecho concreto de que Atman siempre envía a Eros, o Fohat, o Buddhi, o la WALKIRIA (como diríamos en el lenguaje clásico de Wagner), a realizar determinados trabajos. De manera que Fohat, o Buddhi, es mensajero de Atman.

Uno, realmente, se llena de éxtasis al comprender lo que es la realidad de Eros; uno se admira al ver a las Walkirias de los Mahatmas, trabajando en los Mundos Superiores de Conciencia Cósmica, llevando mensajes en todos los rincones del Universo (¡Inefables damas de indescriptible belleza!)

Las Walkirias trabajan en los Templos, las Walkirias entregan mensajes, las Walkirias ayudan a los Mahatmas. Ellas son el FOHAT MENSAJERO, el Eros extraordinario que palpita en cada uno de nosotros.

¿Qué sería de nosotros sin Eros? ¿Podríamos acaso realizar la Gran Obra del Padre? Nosotros necesitamos de Eros para poder desintegrar los agregados psíquicos inhumanos que en nuestro interior cargamos.

Así, pues, la Estrella que se ha desprendido del Sagrado Sol Absoluto, es el Demiurgo Creador del Universo, es la LLAMA de la cual salen las SIETE LLAMAS SANTAS. Esa Llama es triple, pero de ella salen las Siete Llamas; es decir, de la LLAMA TRIPLE sale el ETERNO HEPTAPARAPARSHINOCK (del Tres sale el Siete).

De la misma forma en que nosotros, con tres velas allí encendidas, en el Altar, podemos encender siete, así también tres formando una Llama –de tres pabilos– es el Logos: el Logos como SANTO AFIRMAR, el Logos como SANTO NEGAR, el Logos como SANTO CONCILIAR. Pero de esa Llama Triple se desprende el Eterno Heptaparaparshinock, las Siete Llamas.

Atman, Buddhi, y Atman-Buddhi forman la MONADA DIVINA INTERIOR de cada uno de nos. Luego sigue el MANAS SUPERIOR o ALMA HUMANA, lo que de humano tenemos; después viene esa MENTE que tenemos para pensar, que desgraciadamente está enfrascada entre los múltiples agregados psíquicos que constituyen el mí mismo, el sí mismo, el Yo mismo, motivo por el cual decimos que “no tenemos una sola Mente, sino MUCHAS MENTES”.

Es obvio que si la Substancia Mental está embotellada entre distintos frascos, si se encuentra dividida entre los mismos, si la Substancia de la Mente está enfrascada entre muchos Yoes, pues entonces ya no hay una sola Mente, sino muchas mentes (desgraciadamente)...

Pero lo que se esconde tras de todas esas mentes, el Radical, es Fuego, que sería en realidad de verdad el Cuarto Fuego, porque el Quinto está detrás de todas esas emociones que cargamos, y en el Iniciado auténtico en su Cuerpo Astral. La Sexta Llama está tras el principio de la vida: Es el PRANA, es el Fuego como Prana o Vida; y el Séptimo arde en la misma médula espinal del asceta gnóstico.

En realidad de verdad, hablando desde un punto de vista de la Anatomía Oculta diríamos que existen SIETE SERPIENTES: Dos grupos de a tres, con la coronación sublime de la Séptima Lengua de Fuego que nos une con el Uno, con la Ley, con el Padre...

Si Atman recibe, en realidad de verdad, el PRINCIPIO ÍGNEO DEL FUEGO, del Incognoscible, por mediación del Demiurgo Creador del Universo, no hay duda de que en Buddhi viene a quedar todo contenido. Con justa razón se nos ha dicho que “el Buddhi es como un vaso de alabastro, fino y transparente, a través del cual arde la LLAMA DE PRAJNA”...

En el Buddhi, en el Eros, en la Walkiria, la Doncella, la Bella Helena de Troya, está contenido Atman, el Inefable; pero al fin y al cabo, Atman-Buddhi como MÓNADA, son radicales...

En una pasada cátedra dije que teníamos que trabajar con los SIETE RADICALES (y ya los hermanos creo que están informados de eso), que son los siete aspectos del Fuego en nosotros, las Siete Lenguas de Fuego en la anatomía oculta, que emanan directamente del Divino Arquitecto del Universo. Eso es obvio y así hay que entenderlo...

La SEIDAD, en sí misma Incognoscible, es lo fundamental; de ella emana el Fuego. “SAT” es “Seidad” y de la Seidad emana el Fuego, es decir, el Demiurgo Arquitecto.

Pero hay un punto sobre el que yo quiero recalcar esta noche: Que si bien es cierto que el Santo Afirmar, el Santo Negar y el Santo Conciliar, es decir, el LOGOI INTERIOR de cada uno de nosotros, es radical, es el BUDDHA INTIMO de cada uno de nos (porque cada cual carga su Buddha Íntimo, aunque no lo haya encarnado), ese Buddha Íntimo, a su vez, emana de ADI-BUDDHA y Adi-Buddha es el Incognoscible.

Individualizando, diríamos que cada uno de nosotros tiene su Adi-Buddha en el Incognoscible Espacio Abstracto Absoluto. De él emana nuestro Logoi (y estoy ya particularizando y concretando), y del Logoi, a su vez, emanan los siete aspectos del Fohat, del Fuego.

Cuando digo que “hay que trabajar con el Fuego”, debe ser todo bien entendido. Debemos tener un poco de Conciencia (más grande) sobre lo que es el Fuego, hay que entenderlo mejor...

La MADRE KUNDALINI, de que tanto hemos hablado, es Fuego, es el Fohat en nosotros, en nuestra anatomía oculta; es una variante de nuestro propio Ser, pero derivado.

Sí, necesitamos trabajar con el Fuego, con ella, por que ella es la PORTADORA DEL FUEGO. Ella, la SERPIENTE ÍGNEA, se revuelve aterradoramente entre los candeleros del Templo. Esa COBRA SAGRADA de los Grandes Misterios, es Fuego que crepita entre el Aura del Universo; sólo ella puede reducir a cenizas los agregados psíquicos inhumanos que en nuestro interior cargamos.

No es fácil cosa poder desintegrar la totalidad de los agregados psíquicos. Piensen ustedes que se procesan estos agregados en SIETE NIVELES DEL SER.

Hay Santos que han logrado desintegrar agregados hasta en cinco y seis Niveles; muy raro es aquél que logre desintegrar los agregados psíquicos en los Siete Niveles del Ser.

Resulta que en los últimos Niveles, especialmente en el Séptimo, tales agregados se vuelven terriblemente sutiles y suelen ser espantosamente difíciles. Si el Iniciado no es lo SUFICIENTEMENTE COMPRENSIVO, puede fracasar en la Gran Obra.

En los Niveles Superiores del Ser, existen cosas que sorprenden: Las máximas morales no sirven para el Séptimo Nivel de Trabajo, ni aún para el Sexto; los códigos de ética salen sobrando, los conceptos que uno tenía, basados en interpretaciones meramente superficiales sobre las Sagradas Escrituras, quedan destruidos, etc.

Así, el Iniciado tiene que independizarse no solamente de las FUERZAS DEL MAL, sino también hasta de las FUERZAS DEL BIEN; tiene que pelear contra las Potencias del Mal y contra las Potencias del Bien.

En última síntesis, el bien se vuelve mal, y muchos aspectos que parecían del mal, se vuelven bien; y hay que pasar más allá del bien y del mal, y conocer lo bueno de lo malo y lo malo de lo bueno. Las estructuras dogmáticas de la ética convencional, en el fondo, sólo servirían de escollo para el que marcha por la Senda de la Autorrealización; ésa es la cruda realidad de los hechos...

Hay una tendencia de las gentes a interpretar todo a su modo, superficialmente, y quien quiera trabajar ya en un Séptimo Nivel, tiene que ser “estrictamente comprensivo”; pasar más allá de todo dogma y hacer un inventario de sí mismo, para saber qué es lo que le sobra y qué es lo que le falta.

Muchas veces, una bella Virtud puede servir de escollo al navegante; a veces, hasta Gemas muy preciosas de la Espiritualidad sirven de obstáculo. Por eso es que es tan difícil poder desintegrar los agregados psíquicos en los Siete Niveles del Ser, ¡por eso!...

Por otra parte, hay que aprender a manejar los Cinco Cilindros de la máquina orgánica, porque los agregados que tenemos están relacionados con los Cinco Cilindros de la máquina orgánica.

¿Cuáles son esos Cinco Cilindros? Centro INTELECTUAL, ¿dónde está? Ya sabemos que en el cerebro. CENTRO EMOCIONAL, ¿dónde está? En el Corazón, Plexo Solar y centros del Sistema Nervioso Gran Simpático. CENTRO, MOTOR, ¿dónde está? Parte superior de la Espina Dorsal. CENTRO INSTINTIVO, ¿dónde está? En la parte inferior de la Espina Dorsal. ¿Y el CENTRO SEXUAL? En el Sexo.

Hay agregados psíquicos del Centro Intelectual, como los hay del Emocional, como los hay del Motor, como los hay del Instintivo, como los hay del Sexual; eso es obvio.

Uno tiene que estudiar los agregados psíquicos en cada Centro, para ver cómo se comportan (es cuestión de Autorreflexión y Experiencia Directa, Observación Psicológica, etc.).

En todo caso, no puede ser desintegrado un agregados sin la ayuda de la Divina Madre Kundalini, la Cobra de los Grandes Misterios, y ella exige (para la desintegración de cualquier agregados psíquicos) PREVIA COMPRENSIÓN del defecto psicológico que queremos reducir a cenizas; eso es obvio.

Primero debemos descubrir el defecto y después trabajarlo; necesitamos de la AUTORREFLEXIÓN EVIDENTE DEL SER, para llegar a la Comprensión de fondo; digamos, necesitamos de la MEDITACION ÍNTIMA, si es que queremos entender, realmente, tal o cual defecto. Pero una vez comprendido, hay que trabajarlo con la Divina Cobra Sagrada de los Grandes Misterios. Sólo así podríamos eliminarlo.

Y repito: Cualquier defecto está relacionado con algún Centro de la máquina orgánica; mas con ayuda del Fuego (ese que viene del Demiurgo Creador del Universo hasta la manifestación, a través de todos estos Niveles del Ser), podemos reducir a cenizas cualquier elemento psíquico indeseable.

Así que tienen que FAMILIARIZARSE ustedes un poco MÁS CON EL FUEGO: Aprender a sentir con el Fuego, aprender a pensar con el Fuego, a adorar el Fuego, como lo hacen los Parsis, tal como los Cristianos cuando exclaman: “¡Dios es un Fuego Devorador!;” como los Parsis, que adoran el Fuego; como los miembros de cualquier tribu Maya, o Tolteca, o Zapoteca, o Inca, que rinden tanto culto al Fuego (en el fondo pertenecen al más puro Paganismo y al más delicioso Esoterismo Crístico). Sólo con el Fuego podemos desintegrar los agregados psíquicos

Mis caros hermanos, de entre los Centros que nosotros tenemos en nuestro organismo, no hay duda de que EL MÁS DIFÍCIL DE CONTROLAR ES EL CENTRO EMOCIONAL.

Porque el Intelectual, aunque cueste trabajo, al fin con ciertas disciplinas, más o menos lo vamos controlando. El Motor, que es el que produce los movimientos (y que está situado en la parte superior de la Espina Dorsal), es controlable también. Uno puede controlar los movimientos de su cuerpo, caminar si quiere caminar, levantar un brazo, si quiere levantarlo, o no levantarlo si no quiere levantarlo; arrugar el entrecejo o no arrugarlo.

Así, todas las actividades del Centro Motor están bajo la voluntad, pero el Centro Emocional es terrible: Esa cuestión de las EMOCIONES NEGATIVAS, del sentimiento y de los sentimentalismos, etc., se torna difícil de poder controlar.

En el Indostán, por ejemplo, comparan el Centro Emocional a un elefante. Un elefante loco, por ejemplo, ¿qué hacen en el Indostán para controlarlo? Le colocan, de lado y lado, dos elefantes sanos, cuerdos (los amarran para que no se vayan), y entonces esos dos (cuerdos) logran, al fin, enseñar al loco a ser cuerdo, y al fin el elefante loco queda cuerdo. Es un sistema que usan los Indostanes, y está bueno.

El Centro Emocional es un “elefante”, el Intelectual es otro “elefante”, y el Motor otro “elefante” (el Centro Motor-Instintivo-Sexual). Estos dos “elefantes”: El Intelectual y el Motor, pueden controlar al “elefante loco” de las emociones.

Si en un momento queremos estallar de desesperación o de angustia, es decir, si nos hemos identificado con alguna Emoción Negativa, estamos mal, ¿qué debemos hacer? Acostarnos en la cama, relajarnos y poner la “Mente en blanco”.

Al relajarnos, estamos actuando con el Centro Motor, puesto que nos relajamos, relajamos todo el cuerpo, aflojamos todos los músculos, toda tensión en el organismo; y al poner la “Mente en blanco”, es decir, al llevar la Mente a la quietud y el silencio, ¿qué sucede? Al Centro Emocional no le queda más remedio que calmarse un poco, serenarse, y al fin el Centro Intelectual y el Centro Motor vienen a dominar al Emocional (son los dos “elefantes cuerdos” que vienen a domar al “elefante loco”).

También es posible CONTROLAR A LAS EMOCIONES INFERIORES, MEDIANTE LAS EMOCIONES SUPERIORES. Hay muchos tipos de Emociones Inferiores (ustedes lo saben muy bien). Se muere un familiar: Gritamos, lloramos, nos desesperamos. ¿Por qué? Porque no queremos cooperar con lo inevitable, y eso es lo peor de lo peor (uno, en la vida, debe APRENDER A COOPERAR CON LO INEVITABLE). No nos conformamos, porque se nos murió un ser querido, y gritamos llenos de angustia y no aceptamos, y vemos el cuerpo dentro del féretro, ahí, y sin embargo no nos parece que esté muerto, y no lo creemos, no es posible para nosotros que ese ser haya muerto; y nos entregamos a la angustia y a la desolación. ¡Es terrible eso!

¿Cómo podríamos dominar ese estado? De dos modos: lo uno, podríamos apelar al “par de elefantes” (el Centro Motor y el Centro Intelectual), relajar el cuerpo y poner la Mente quieta y en silencio (ese sería un sistema).

Otro: Podríamos nosotros apelar a una emoción distinta, a una Emoción Superior. Tal vez nos haga mucho bien, en esos momentos, escuchar una Sinfonía de Beethoven, o “La Flauta Encantada” de Mozart, o sumergirnos llenos de emoción, en profunda Meditación, reflexionando sobre los Misterios de la Vida y de la Muerte. Entonces, mediante una Emoción Superior, controlamos a las Emociones Inferiores y anulamos el dolor que nos da la muerte de un ser querido; eso es obvio.

El Centro Emocional es muy interesante, pero nosotros tenemos que adueñarnos de las Emociones Inferiores, controlarlas, someterlas, y eso es posible de acuerdo con nuestra didáctica...

Las Emociones Inferiores causan mucho daño, Emociones Inferiores como los toros, Emociones Inferiores como el cine, Emociones Inferiores como las orgías de las grandes “pachangas”, Emociones Inferiores como las del que se saca la lotería, o el que se emociona por una noticia del periódico, o sobre una guerra, o sobre tantas cosas que hay en el mundo; Emociones Inferiores como las que da el tequila, Emociones Inferiores como las que desarrollan las gentes en todas sus bestialidades, que no sirven sino para fortificar los agregados psíquicos inhumanos que en nuestro interior cargamos y crear nuevos también, además...

Es necesario eliminar las Emociones Inferiores, mediante las Emociones Superiores (eso es posible); aprender a vivir una vida edificante y esencialmente dignificante, ¡eso es fundamental!; de lo contrario, no sería posible progreso alguno. ¿Cómo, de qué manera?

Ante todo, necesitamos ser más sinceros con nosotros mismos, a fin de desarrollar el CENTRO EMOCIONAL SUPERIOR y liberarnos; liberarnos de las Emociones meramente Negativas y Superficiales.

Hay gente que es cortés con los otros, son decentes; hay gente que le brinda amistad a la otra gente, pero ése es el aspecto público o exotérico, dijéramos, pero eso no es todo. Sabiendo que tenemos una Psicología Interior, no basta solamente sabernos portar decentemente con otras gentes, no basta solamente la fragancia de la amistad, desde el punto de vista externo.

¿Cuál es el comportamiento que nosotros tenemos, internamente, para con la otra gente? Normalmente, quienes brindan amistad a otra persona tienen dos facetas: la de afuera y la de adentro. La de afuera, aparentemente es magnífica, pero la de adentro, ¿quién sabe?

¿Estamos seguros de que no criticamos al amigo, a quien le hemos brindado tanta estimación? ¿Estamos seguros de que no sentimos alguna antipatía por algunas de sus facetas? ¿Estamos seguros de que no lo estamos atrayendo a la “cueva” esa que tenemos, de la Mente, para torturarlo, para hacer escarnio de él, mientras le estamos sonriendo dulcemente?

¡Cuántas gentes que estiman a alguien, en su interior no dejan de criticar a aquél alguien a quien estiman! Aunque no exterioricen sus críticas, y hacen escarnio de sus mejores amigos; aunque sonrían dulcemente, en presencia de ellos.

Realmente debemos ser más completos, más íntegros; tratemos por un momento de poner en igualdad de marcha a DOS RELOJES (al de afuera y al de adentro, al EXTERIOR y al PSICOLÓGICO), que marchen en perfecta armonía el uno y el otro, porque de nada sirve que nosotros estemos portándonos bien con nuestras amistades, que estemos brindándoles nuestro cariño, si por dentro estamos haciendo escarnio de ellos, si por dentro los estamos criticando, si por dentro les estamos torturando. Es mejor que los dos relojes (el Exterior y el Interior) marchen al unísono, segundo a segundo, de instante en instante.

Debemos ser más completos, más íntegros, dejar la crítica (mordaz, psicológica, interior) a gentes que estimamos. ¿Cómo es posible esa contradicción: Que estimemos a una persona y por dentro la estemos criticando, que estemos hasta hablando bien de esa persona a quien estimamos, pero por dentro nos la estemos “tragando viva”?

Ahora, ustedes deben saber muy bien que dentro de cada uno de nosotros vive mucha gente, todos los Yoes. Cuando uno agarra un Yo de esos y lo estudia con el SENTIDO DE LA AUTOOBSERVACIÓN PSICOLÓGICA, puede evidenciar que tiene los Centros: El Centro Intelectual, el Centro Emocional y el Centro Motor-Instintivo-Sexual, es decir, que posee los Tres Cerebros. Cualquier Yo tiene Mente embotellada, tiene Voluntad embotellada, es una persona completa. Así, dentro de nosotros existen, pues, muchas personas; dentro de cada persona viven muchas personas: los agregados psíquicos...

Así, cualquier amistad que tengamos nosotros, merece que sea, debidamente, dijéramos, tratada. Tienen ustedes un amigo, por ejemplo, hay cosas del amigo que le gustan a ustedes y hay cosas que les disgustan a ustedes. Ustedes son amigos de algún Yo de su amigo, o de unos cuantos Yoes de su amigo; pero hay otros Yoes de su amigo que les molestan a ustedes, que les causa antipatía (porque tenemos que tener en cuenta que dentro de cada persona se manifiestan muchas personas). Ustedes suelen ser amigos de determinados agregados de tal o cual amigo, de tal o cual persona, pero no son amigos de todos los agregados del amigo ése, en cuestión.

Por eso dicen: “Hay cosas de este amigo que me gustan, hay cosas que me disgustan; tiene cosas buenas, tiene cosas malas”. Ésa es la forma que nosotros tenemos para hablar; sí, depende del tipo de agregado que esté en un momento dado hablando.

Entonces la amistad que sentimos por otros no es completa. Sólo sentimos amistad por unos cuantos agregados de esa persona, pero no sentimos cariño por los otros agregados de esa otra persona.

Puede que a esa persona físico-psicológica, a la cual estimamos, puede que tenga agregados psicológicos que no estimamos, y en determinadas horas, dicha persona, nos “cae pesada”, precisamente porque se están expresando otros agregados con los cuales no tenemos amistad. ¡Ésa es la cruda realidad de los hechos!...

Si tuviéramos un Yo permanente, diríamos: “Soy amigo de fulano de tal, en forma total, completa” (no le encontraríamos “peros” ni tachas de ninguna especie). Pero resulta que no hay un Yo permanente, sino Muchos. Entonces, ¿a cuál agregado de esos, o a cuál Yo de esos, del sujeto XX, es que nosotros estimamos? ¡No será a todos! Por eso necesitamos SER COMPRENSIVOS, en esto de la interrelación...

¿Por qué pelean los amigos? Sencillamente porque de pronto interviene, dentro de la Personalidad, un agregado que no es amigo del amigo, y entonces viene la discordia. Pero si luego ese agregado se retira e interviene otro que sí es amigo del amigo, ¡ah, hacen las paces!

¡Qué fatuas son entonces las amistades!: No son completas, y no son completas porque no son comprensivas, no entienden esto de la “PLURALIDAD DEL YO”; si no, serían completas, sabrían disculpar los defectos del amigo y no reñirían con él. Falta ese conocimiento para que nosotros no riñamos con nuestros amigos; hacernos más conscientes de eso. Así mejoramos nosotros la interrelación, la convivencia.

Existen SIMPATÍAS que (podríamos decir) son MECÁNICAS y ANTIPATÍAS MECÁNICAS. Ni unas ni otras sirven, porque son mecánicas. A veces decimos: “Fulano de tal me cae gordo”; pero ¿que es lo que nos “cae gordo” de fulano de tal? Un agregado psíquico que posiblemente no es amigo de nosotros; eso es todo.

Nosotros no debemos tratar, pues, de hacer una simpatía a la fuerza con alguien que antipatizamos, sino, ante todo, descubrir cual es la causa de la antipatía; y cuando descubrimos a base de reflexiones que esa antipatía es mecánica, la antipatía desaparece entonces por sí misma, y queda la simpatía.

Mas, ¿cómo podríamos, o qué base podría servirnos para llegar a la conclusión de que una antipatía es mecánica?

Yo digo que, sencillamente, comprender la Pluralidad del Yo. Es indubitable que dentro de toda persona, viven muchas personas. Hay veces que en determinada gente, por ejemplo, en determinado sujeto, se expresan algunos agregados que no nos gustan, y esto es mecánico.

Reflexionemos en que dentro de esa persona que nos “cae gorda”, también hay agregados que pueden simpatizar con nosotros y ser serviciales y amigos; que no todos los agregados que se manifiestan en un sujeto XX, son desagradables para nosotros: Pueden manifestarse, en un XX fulano que no nos gusta, agregados que sí nos gustan.

Si reflexionamos en eso, si comprendemos este punto de vista de la Pluralidad del Yo, desaparece la mecánica antipatía, que es tan perjudicial, porque desarrolla cada vez más y más los elementos psíquicos inhumanos que están relacionados con el Centro Emocional Negativo.

Cuando más vayamos nosotros eliminando los agregados del Centro Emocional Negativo, más y más se irá desarrollando en nosotros el Centro Emocional Superior.

Empero, digo que el Centro Emocional Superior es grandioso, es más poderoso que el Intelecto. Con el Centro Emocional Superior podemos nosotros comprender la naturaleza del Fuego...

Los libros sagrados están escritos con carbones encendidos, es decir, con Fuego. EL LENGUAJE de la Biblia, por ejemplo, es PARABÓLICO, ES EL LENGUAJE DEL CENTRO EMOCIONAL SUPERIOR. Las Experiencias Místicas e Incorpóreas, obviamente son parabólicas, y solamente se pueden entender con el Centro Emocional Superior. Los Misterios de la Vida y de la Muerte son perfectamente cognoscibles mediante el Centro Emocional Superior; eso es obvio.

Les he dicho a ustedes que “la Mónada en nosotros es lo más importante, que cuanto más vayamos eliminando los elementos psíquicos inferiores, más y más iremos recibiendo las radiaciones de la Mónada”. Esta Mónada es ATMAN-BUDDHI. Atman es “el Inefable”, él recibe la fuerza que viene del Demiurgo Creador; el Demiurgo, a su vez, la recibe de Adi-Buddha, la Seidad Incognoscible.

Atman, como desdoblamiento del Divino Arquitecto del Universo, es Inefable; es lo que se llamaría el “PARAMATMAN” o el “SHIVA-TATTVA”. Buddhi, a pesar de que es tan espiritual, resulta más corpóreo, dijéramos, más concreto que Atman.

Buddhi-Eros, como Principio Ígneo, obviamente se va haciendo cada vez más evidente para nosotros. Sus radiaciones nos van llegando cada vez más y más hondo, a medida que vayamos disolviendo las Emociones Negativas del Centro Emocional y conforme el Centro Emocional Superior se vaya desarrollando.

Atman-Buddhi es la Mónada, es la realidad dentro de nosotros, lo que cuenta, el SER REAL en nosotros.

Nosotros tenemos que luchar, eliminando Emociones Negativas para ir acercándonos cada vez más y más a la Mónada, y la Mónada, precisamente nos ayuda, porque de Buddhi emana Eros (esa FUERZA SEXUAL extraordinaria con la que nosotros podemos desintegrar los agregados psíquicos en la FORJA DE LOS CÍCLOPES).

¿Qué sería de nosotros sin Eros? A Eros se opone ANTEROS (las Potencias del Mal), que no están fuera de nosotros, sino dentro de nosotros, aquí y ahora (son todos esos agregados del Centro Emocional inferior, el Anteros).

Si eliminamos las Emociones Negativas y desarrollamos el Centro Emocional Superior, iremos penetrando cada vez más en la esencia del Fuego, nos iremos acercando más y más a nuestra Mónada Interior que siempre nos ha sonreído.

No olviden ustedes que el Centro Emocional, en su principio es puro, radiante. Las Emociones Inferiores, ubicadas en las partes o en los puntos inferiores del Centro Emocional, constituyen el Emocional Inferior; pero si eliminamos las Emociones Inferiores, entonces queda todo perfecto como una flor de Loto deliciosa, el Centro Emocional Superior.

En todo caso, Atman es el rayo que nos une al Logos y al Adi-Buddha. Y la Fuerza de Adi-Buddha y del Logoi Interior, llega a Atman y en Buddhi queda contenida, pero el acercamiento a Buddhi es imposible mientras nosotros tengamos Emociones Negativas. En otros términos: El acercamiento a la Mónada se hace difícil si continuamos con las Emociones Inferiores.

No debemos aceptar Emociones Inferiores dentro de nosotros; DEBEMOS CULTIVAR LAS EMOCIONES SUPERIORES: La música, debemos escuchar a Beethoven, debemos escuchar a Mozart, a Liszt, a Tchaikovski; debemos aprender a pintar, pero que los cuadros que pintemos no sean infrahumanos: debemos verter en ellos nuestros sentimientos más nobles. Todo lo que nosotros hagamos, debe ser dignificante y esencialmente edificante...

Uno se llena de éxtasis al contemplar las columnas Corintias de los tiempos antiguos, o los mármoles de Roma y de Atenas; las esculturas magníficas de una Isis Morena en la tierra de los Faraones, o de un Apolo, o de la Venus de Milo, o de la Casta Diana.

Uno se llena de éxtasis, vibra con Emoción Superior, al escuchar por ejemplo la Lira de los tiempos antiguos, o al entregarse a la Meditación profunda, entre el seno de la Naturaleza, o al pasearse por las ruinas de la antigua Roma, o al caminar por las orillas del Ganges, o al caer de rodillas ante el Gurú, entre las nieves perpetuas de los Himalayas. Entonces vibra la Emoción Superior...

En los tiempos antiguos, allá en la Lemuria, en las épocas en que los ríos de agua pura de vida manaban leche y miel, cuando todavía la Lira de Orfeo no había caído sobre el pavimento del Templo, hecha pedazos, el Centro Emocional Superior vibraba intensamente en cada ser humano.

Esa era la época de los Titanes, la época en que los seres humanos que poblaban la faz de la Tierra, podían ver el AURA de los mundos y percibir más de la mitad de un HOLTAPAMNAS en las tonalidades del color (bien sabemos que un Holtapamnas tiene más de cinco millones de tonalidades).

Pero cuando el Centro Emocional inferior se desarrolló con las pasiones violentas, con la lujuria, con el odio, con las guerras crueles entre hermanos, entonces ese sentido se atrofió; quedó metida la Humanidad dentro de este Mundo Tridimensional de Euclides.

Ha llegado la hora de entender que sólo mediante el Centro Emocional Superior, es posible penetrar más profundamente dentro de nosotros mismos.

Si nosotros procedemos rectamente, si aprendemos a vivir, si aprendemos a relacionarnos con nuestros semejantes en una forma bella, entonces nos acercaremos más y más a la Mónada Sagrada y distintos chispazos de Conciencia Cósmica nos irán sorprendiendo, se irán haciendo cada vez más continuos, hasta que al fin, un día, tengamos todos, en realidad de verdad, la Conciencia Despierta, la Conciencia Superlativa del Ser, Buddhi...

Ese día seremos dichosos; en esa deliciosa mañana, las vibraciones de Buddhi nos saturarán totalmente y sabremos vivir, de verdad, en Estado Concientivo Perfecto.

Hasta aquí esta cátedra. Ahora doy plena libertad para que los aquí presentes interroguen, hagan preguntas sobre el tema, pero sin salirse del tema...

D. Maestro, ¿por qué se pronuncia usted contra las Virtudes?

M. Ya ves tú CUÁN FÁCIL ES TERGIVERSAR LA ENSEÑANZA. Tú lo haces con el corazón sencillo y sincero, pero después que tú digas eso, otro fulano lo tergiversa un poquito más, y el tercero la sigue tergiversando más, y cuando la enseñanza llegue a toda la América, ya se estará diciendo: “¡Samael Aun Weor está contra las Virtudes, no más Virtudes!” Así se tergiversa la enseñanza y así se ha tergiversado la enseñanza de todos los Hermanos Mayores que han ayudado a la Humanidad.

¿Qué quedó del Buddhismo, me puedes decir tú? Gautama Sakyamuni habló contra el abominable Órgano Kundartiguador; toda su doctrina fue contra las malas consecuencias de ese abominable “Órgano”. Hoy tenemos un Evangelio Budista deformado completamente; ya nada, casi nada queda del Buddhismo antiguo: Todo ha sido deformado...

NO ESTOY PRONUNCIÁNDOME CONTRA LAS VIRTUDES (aclaro); debemos pensar correctamente. El agua es útil, es magnífica, es buena en el lavamanos, es buena entre su recipiente, en el baño; pero, ¿qué dirían ustedes del agua metida en la sala, inundando las recámaras? Ya cambiaría todo, ¿verdad?, sería mala... El Fuego está bueno en la cocina; también está magnífico ahí, en las veladoras, pero si el Fuego, en este momento, estuviera quemando esta casa y llegaran los Bomberos, ¿qué diríamos? ¡Sería una calamidad!, ¿verdad? Así, toda virtud es buena en su lugar, pero fuera de su lugar, es mala...

Un Misionero (como ustedes), está bien que dé las Enseñanzas, que las divulguen por todas partes, pero, ¿qué tal que ustedes en vez de divulgar las Enseñanzas entre las distintas gentes, por ahí en las calles o en los lumisiales, o en las casas de familia, se fueran a los prostíbulos a divulgarla? ¿Estaría correcto eso? Sería malo, ¿verdad? Entonces el Misionero se convertiría, ¿en qué? En un malvado ¿verdad? Muy bien, pero no quiere decir que el Misionero sea un malvado, TODO DEPENDE DEL USO que haga de sus Virtudes.

El dinero en sí mismo no es bueno ni es malo, todo depende del uso que se haga de él: Si se emplea para el bien es bueno, si se emplea para el mal es malo.

Lo mismo son las Virtudes, son preciosas, son Gemas Inefables, es claro que cada defecto psicológico eliminado deja el puesto libre para la cristalización de una Virtud. Pero las Virtudes, fuera de su lugar son malas, con ellas se puede hacer mucho daño también, no solamente a los demás, uno puede dañarse a sí mismo con sus propias Virtudes si no las sabe manejar. Quiero que entiendan esto los hermanos, con una claridad perfecta.

¿Qué dirían ustedes de la violencia? ¿Será buena la violencia o no? ¿Qué me responden? ¿Cuál sería la respuesta?

D. Que es mala...

D. Que es buena y es mala...

M. Está más lógica aquélla, la respuesta que da...

D. ...La violencia si se aplica con sentido de defensa es buena para uno. Pero si se aplica en una forma instintiva, entonces ya nos perjudica a nosotros mismos...

M. En substancia está correcto lo que tú estás diciendo. Mas hay que detallarlo. Obviamente, la violencia a la violencia conduce, y no es aconsejable, pero, tengamos esto: Un hombre tiene su esposa y tiene sus hijos; tiene hijas también, ya grandes (señoritas), de pronto un grupo de bandidos resuelve asaltar la casa para violar a su esposa, violar a sus hijas y todo: Incendiar la casa y robar. Pero ahí hay un hombre: El marido. Él siente cuando los bandidos penetran en la casa (es consciente de eso), pero en vez de empuñar un arma para la defensa de su hogar, bendice a los bandidos (porque está en el Camino, está en la Senda): “¡Qué Dios os bendiga, hermanos de mi Alma!; ¡No cometáis ese crimen tan horrible de violar a mi mujer (mientras se la están violando), de violar a mis hijas (mientras se las están violando), de robar mis dineros (mientras le están atrapando los últimos pesos), de incendiar mi casa (cuando ya le están metiendo fuego), no hagáis eso, hermanitos, porque tendréis mucho Karma por pagar; sin embargo, yo estoy dispuesto a bendecirlos a todos ustedes”...

Bueno, supongamos que sale vivo de esa contienda porque los bandidos se compadezcan de él. Bueno, ¿cómo quedaría ese hombre ante las autoridades y ante la Divinidad?

Las autoridades..., creo que lo juzgarían por cómplice del delito; eso está ya visto en el Código Penal; ese hombre merece la cárcel, ¿verdad? Por cobarde y porque se ha convertido en cómplice del delito; es obvio que merece la cárcel, se ha convertido en cómplice, es un cobarde...

Entonces, ¿cuál es el deber de ese hombre ahí? Está en la Senda, es Iniciado, quiere ser Mahatma y no sé qué más, ¿cuál es su deber? Pues morir en el campo de batalla defender su familia a cómo dé lugar, morir peleando, pero morir; si le tocó morir, morir cumpliendo con deber de hombre; ¡ése es su deber!

O, ¿qué diríamos, por ejemplo, de un militar (y aquí tenemos a nuestro hermano, el Teniente Coronel M. R. T.), qué diríamos, por ejemplo, o qué diría nuestro hermano que es militar? Que de pronto la Patria está amenazada, vienen los “gringos” a invadirnos, a saquear, a violar, incendiar, robar, y el Ejército dice: “No, ya no peleamos más, Dios bendiga a todos estos invasores; si queman, allá será su Karma. Que Dios los bendiga, nosotros no peleamos”...

Se cruzan de brazos a dar bendiciones y orar por los bandiditos que están atacando. ¿Qué se diría de un ejército así?

D.

M. ¿Cómo?

D. ...Inmediatamente, una traición a la Patria eso...

M. ¡Alta traición! Eso es obvio. ¡Alta traición! Condenable, no sólo por los jueces de la Tierra, sino por la Divinidad. ¿Cuál es, entonces, el deber del ejército en ese momento?

D. Atacar, defender...

M. ¡Defender, hay que usar las armas! De manera que las armas en sí mismas no son ni buenas ni malas, todo depende del uso que se haga de ellas: Si se emplean para el bien, son buenas, pero si se emplean para el mal, son malas; todo depende.

Así pues, esto de las Virtudes, es algo que hay que reflexionar mucho, muchísimo, porque con las Virtudes también no solamente se puede dañar a otros, sino dañarse a sí mismo... A ver, ¿va a preguntar algo el hermano?

D. ...Yo no entendido en “El Ramayana”, ¿por qué Krishna incita a Arjuna a que pelee en contra de sus parientes? Yo no he sabido interpretar eso... ...eso no lo entendido.

M. Bueno, ¡qué viva, qué viva, qué viva Krishna con sus ánimos que le da a Arjuna! ¡Y qué viva esa pelea contra los parientes, eso es maravilloso! Yo mismo estoy de acuerdo: ¡Vamos a pelear contra todos los parientes! ¡Desenvainemos la espada y vamos contra todos!..

Es qué, ¿sabes tú cuáles son esos “parientes”? Pues, son todos los agregados psíquicos que en nuestro interior cargamos; contra ellos hay que pelear y muy duro aunque nos duela; son nuestros “parientes”, pero hay que “darles chicharrón” y ni modo... A ver, hable pues...

D. Maestro, disculpe, una pregunta: ¿Qué interpretación se le puede dar....

M. ¿Cómo?

D. ¿Qué interpretación le podemos dar a la Enseñanza Evangelista de que “si te dan en una mejilla pon la otra?"

M. ¡Eso sí! Yo les aseguro que si a mí viene alguien y me “suena”, pues yo le pongo la otra para que me “suene” más duro. No hay problema. Pero si tengo un grupo de niños aquí junto, o si estoy de Guardián aquí, del Templo (estoy ocupando, por ejemplo, el puesto del hermano) y en ese momento llegan un grupo de bandidos a “darles chicharrón” a ustedes, yo ahí “me la juego”, para eso está la espada; y si me dan o me salen adelante, bueno, yo muero en el campo de batalla.

¿Cuál es el deber de un Guardián del Templo? Dime a ver..., ¿respuesta?

D. Defender, aún con la vida, la personas que están guardadas.

M. ¡Correcto! Tú en este momento eres Guardián del Templo, si en este momento alguien viene a atacarnos, vienen las multitudes, viene el bandalaje a atacar a estos hermanos, tú tienes que perder tu vida ahí, si hay necesidad. Porque ése es el Guardián del Templo.

De manera que, entonces, una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa. Una cosa es que nosotros bendigamos a nuestros enemigos, que devolvamos bien por mal, que pongamos la mejilla derecha para que nos “suenen” más duro, y otra cosa es cumplir con nuestro deber cuando llega la hora de cumplir, de defender, de saber defender a los que están a nuestro cargo. ¿Entendido?... ¿Hay otra pregunta?... Sí, hermano...

D. Venerable, hablando de la Virtudes, se puede considerar que en muchos casos, una Virtud puede crear dependencia psicológica?

M. Una Virtud, cuando no se sabe usar, puede crear dependencias psicológicas, puede convertirlo a uno en tirano, puede hacerle a uno dar un paso en falso, etc.

Por ejemplo, ¿cuántos jueces que tuvieron la Virtud del cumplimiento de su deber en épocas la Revolución Francesa, enviaron a los inocentes al cadalso? Hubo verdugos que su deber era decapitar a muchos en la guillotina, y cumplieron con ese deber que ellos tenían (con la “Virtud del Deber”), y los decapitaron, hicieron caer la cuchilla sobre sus pescuezos, ¿está eso correcto? De manera que, ¿entonces qué?

Hay que aprender a manejar las Virtudes; no es que sean subestimables, son Gemas Preciosas, afloran en nosotros conforme los agregados psíquicos van siendo eliminados.

Pero cada cosa en su lugar... Ya dijimos que el fuego está bueno en la cocina, pero no en la sala, y que el agua está bien en el lavamanos, pero no está bien que invada las recámaras...

Una Virtud es buena en su lugar; mala cuando está fuera de lugar. Eso es todo. Hay que ser más equilibrados, más reflexivos, más maduros; eso es obvio. Por ejemplo, la Antipatía Mecánica es absurda. Pero, de nada sirve que luchemos contra la Antipatía Mecánica, de nada sirve, por ejemplo, que digamos: “Esta persona me cae «gorda»... Pero como estoy en la Gnosis voy a ver como me hago amigo de esa persona”, y forzarse y sonreírle artificiosamente, y resulta que esa sonrisa, más que sonrisa resulta una mueca trágica...

¡No!, lo que hay que hacerle es la disección a esa Antipatía Mecánica a ver por qué nos cae “gorda” esa persona. Esto requiere mucha Autorreflexión, mucha Autoobservación Psicológica, mucha Meditación y al fin venimos a descubrir la causa.

Una vez que hayamos descubierto esa causa, la desintegramos con ayuda de la Divina Madre Kundalini, con la ayuda del Fuego Sagrado. Entonces, aflora en nosotros la Virtud de la Simpatía hacia esa persona. Una Virtud: Simpatía hacia esa persona que antes nos caía “gorda”.

Hay que hacerse, pues, consciente de todo, vivir una vida consciente, una vida más madura, menos mecánica... A ver, hermano...

D. Maestro, ¿la Virtud se puede aprender?

M. ¿Aprender? Pues, hombre, ¡jamás! Ésas son Gemas Preciosas o Flores del Alma, que nacen en nosotros cuando hemos eliminado tales o cuales defectos psicológicos.

Tengamos, por ejemplo, que eliminamos nosotros la ira, surge en nosotros la Dulzura; que eliminamos la lujuria, en su reemplazo sí surge la Virtud de la Castidad; que eliminamos el odio, en su reemplazo surge la Virtud del Amor: Y conforme vayamos eliminando estos defectos psicológicos, las Virtudes van surgiendo en su lugar.

Por eso decimos que “NECESITAMOS CRISTALIZAR ALMA EN NOSOTROS”, y el Alma es puro Fuego Universal. Ese Fuego Divino, ese Fuego Inefable debe ir cristalizando poco a poco en nosotros. Pero no podríamos hacer cristalizar el Alma en nosotros si no eliminamos los defectos de tipo psicológico.

A medida que vayamos eliminando cada agregado psíquico, en su reemplazo ira cristalizando ya una Virtud, ya un Poder, ya una Ley, etc. Eso se llama “Cristalizar Alma”. Y al fin, cuando todos los agregados psíquicos estén eliminados sólo quedará en nosotros el Alma; hasta el mismo cuerpo se volverá Alma.

¿Qué es el cuerpo de un Mutante? Es un cuerpo ya convertido en Alma. Pero para Cristalizar el Alma en nosotros (que es puro Fuego Vivo), se necesita forzosamente eliminar los agregados psíquicos. Y esto solamente es posible, pasando por GRANDES CRISIS EMOCIONALES.

Esto no es cuestión meramente intelectual. ¡No! Para eliminar un agregado psíquico tiene uno que pasar por terribles arrepentimientos, llorar, desesperarse, darse contra el suelo y hasta azotarse si hay necesidad. Hay que sufrir muchísimo; arrepentirse, pasar, por terribles, repito, amarguras. Si uno no pasa por esas crisis emocionales, pues no desintegra lo que debe desintegrar y no cristaliza las Virtudes, y no cristaliza el Alma.

Pero cuando uno logra Cristalizar Alma, y se convierte todo en Alma, entonces, resplandece gloriosamente; es una Llama más de la Gran Hoguera, ardiendo entre el Aura Magnífica del Universo. Así nos enseña la Doctrina del Fuego, y así debemos nosotros comprenderlo... ¿Alguna otra pregunta?

D. Maestro, eros es Fuego en nosotros, y la Madre Divina es Fuego también, en nosotros, ¿cómo se hace para que Eros... ...al llevar a lo máximo a ese Fuego... ...que no se nos escape como agua?

M. Que, ¿qué?

D. Que no se nos escape...

M. Es que Eros es Fuego, el Fuego Sexual que emana de la Mónada. La Mónada a su vez la recibe del Logos. Ese Fuego Erótico surge, concretamente, desde la Walkiria, desde el Buddhi, en la manifestación.

No se escapa cuando no se derrama el Vaso Hermético, cuando el Vaso que contiene el “Aceite�” permanece incólume. Pero si se derrama el Vaso de Hermes, ese Fuego Erótico se escapa, se pierde, y entonces, ¿con qué vamos a trabajar?

Nosotros necesitamos del Poder de la Mónada, si es que queremos lograr eliminar los agregados psíquicos. Así se debe entender, así se debe comprender... ¿Hay algo más que preguntar?...

M. ¿Hasta dónde ese Fuego se debe agitar?...

M. ¿Se debe qué?...

D. ¿Hasta dónde se debe trabajar con ese Fuego? ¿Debe ser en forma más bien rítmica o se puede llegar hasta... ...en Fuego?

M. EL FUEGO se manifiesta, o SE DEBE USAR (para ser más claro) DURANTE TODO EL TRABAJO ESOTÉRICO DE FORMA PERFECTA, RÍTMICA. Porque hay tiempos de plus y hay tiempos de minus; hay tiempos de Maha-Manvantaras particulares y tiempos de Maha-Pralayas particulares; tiempos de actividad y tiempos de reposo...

A cada época de actividad debe sucederse una PAUSA MAGNÉTICA CREADORA; porque en todo existe el Bioritmo... A ver hermano...

D. Maestro, volviendo a lo de las Crisis Emocionales que usted mencionaba, ¿sería congruente que una persona que esté interesada, realmente, en hacer la Gran Obra, pidiera a Ser lo hiciese pasar por esas “Crisis Emocionales”?

M. El Ser es el Ser y tiene muchas partes, ¿a cuál parte del Ser te estás refiriendo?

D. Por lo menos al Entrenador Psicológico, al Anubis Particular...

M. Cada parte del Ser merece ser reflexionada, porque sabemos muy bien que de la Llama Única emanan las Siete Llamas, y las siete se multiplican por siete; y a su vez, sigue así por otras siete, etc., etc., etc.

De manera que uno solo hace una parte; las otras partes del Ser tienen que trabajar también; eso es obvio, cada Llama está obligada a trabajar. Pero, obviamente, es la Madre Divina Kundalini (la Esposa de Shiva), la obligada, realmente, a realizar el máximum del trabajo; y en cuanto a las CRISIS EMOCIONALES, es cuestión del Centro Emocional Superior, es cuestión de COMPRENSIÓN.

Cuando uno comprende lo absurdo que ha sido, cuando uno se da cuenta de que uno no es más que una piltrafa humana que no vale nada, entonces, surge el arrepentimiento por todos los delitos cometidos, y de ello deviene la Crisis Emocional natural, no fingida, sino sentida de verdad; eso es todo...

D. Maestro, cuando se dice que “el agua es el habitáculo del Fuego”, ¿se está diciendo que el Fuego proviene del Agua, o es el Fuego, el primer Elemento que le da vida a los demás Elementos?

M. El Agua puedes tú analizarla. Encuentra la fórmula H2O. Pero esa H2O sin Fohat quedaría incompleta; hay que añadirle a la fórmula el Fohat. De manera que, entonces, no podría existir el Agua sin el Elemento Fuego, que es lo primordial, es lo fundamental.

Cuando el Fuego condensa, primero lo hace en Aire, después en Agua y por último en Tierra.

Tú puedes conocer lo elementos químicos del Agua (el H2O); puedes conocer lo elementos químicos de la Tierra y saber lo importante que es el Carbono; puedes conocer lo elementos químicos del Aire y saber lo que es el Nitrógeno y el Oxígeno, pero, ¿cuales son elementos químicos del Fuego? ¿Quién ha analizado esa substancia, cuál es su fórmula?

Está muy desconocida, ¿por qué? Porque es la expresión viva de la Seidad, es la Reflexión del Logos en el Universo. De manera que del Fuego sale todo. Y si no trabajamos con el Fuego desintegrando nuestros defectos psicológicos, marcharemos por el camino del error...

D. Maestro, entonces, Lucifer se dice que es... ...¿qué relación tiene Lucifer y la Madre Divina en nosotros, y en el trabajo en la Fragua?

M. Luci...

D.

M. Lucifer es el Fuego, es el Fohat, es el Azufre de los Alquimistas Medievales. Obviamente, es la reflexión del Christus Cósmico, o del Vishnu, en nosotros y dentro de nosotros. Obviamente, el desciende hasta las profundidades de nosotros mismos.

En cuestiones de esoterismo Crístico decimos que es “el Diablo”, cuando todavía nosotros no hemos eliminado los agregados, porque en él se reflejan entonces, todos nuestros defectos.

Pero si nosotros desintegramos nuestros agregados psíquicos, él resplandece y se integra, y se integrará con nosotros para transformarnos y convertirnos en mutantes. ¿Qué es un mutante? Es un Hombre integrado con Lucifer (eso es un Mutante).

Lucifer nos da todos los poderes: Nos da el ELIXIR DE LARGA VIDA, nos da EL PODER SOBRE LOS ELEMENTOS del Fuego, de los Aires de las Aguas y de la Tierra. Pero para que Lucifer resplandezca en nosotros, se integre con nosotros, necesita primero ser blanqueado. Por eso dicen los Alquimistas Medievales: “Quema tus libros y blanquea el latón”... Hay que blanquear el latón, necesitamos blanquear al Diablo...

Cada uno de ustedes tiene al Diablo, negro como el carbón, horrible; necesitan blanquearlo y solamente lo pueden blanquear ustedes (cada uno de ustedes), desintegrando sus agregados psíquicos.

El día que lo hagan, ustedes se integraran con él y él con ustedes y les entregará él, el Tesoro Escondido, el Vellocino de Oro y les dará todos los Poderes; antes no es posible, ¿comprendido?... ¿Alguna otra pregunta?

D.

M. Bueno, habla más claro que no estoy entendiendo; “barájamela más despacio”, más claro, más despacio, y más fuertemente.

D. Cuando el arrepentimiento no surge, Maestro, cualquier determinación que nosotros tomemos, debido a la multiplicidad del Ego, para, digámoslo así, para castigarnos como lo hacia San Antonio o San Francisco, entonces eso aparentemente podría ser una maldad que nos puede ayudar en el Camino de la Autorrealización, para eliminar determinado agregado psíquico?

M. Bueno, en esto no hay dogmas; en esto lo que hay son inventarios: Sumas y restas, multiplicaciones y divisiones. Hay que saber qué es lo que nos sobra y qué es lo que nos falta, sin dogmas.

En primer lugar, lo que se necesita, es saber si no surge el arrepentimiento en nosotros; si de verdad no surge, es porque somos perversos. Porque cuando surge en nosotros, es porque todavía no hay perversidad. Pero si no surge, somos demasiado malvados, demasiado perversos.

Obviamente, mis queridos amigos, ¿qué hay en el arrepentimiento? Algunos lo traducen en una forma y otros en otra forma: Hay quienes dicen que “es cambiar la forma de pensar” y citan términos griegos y etc., etc., etc., y otras tantas hierbas. Perdóneseme la franqueza, pero no estoy de acuerdo con esas concepciones.

Cuando uno, en realidad de verdad, se enfrenta a su propia Mónada Divinal (que emana del Sagrado Sol Absoluto), y mira hacia lo que tiene en el fondo y se da cuenta de todas sus barbaridades, hay arrepentimiento; trabaja con arrepentimiento, pasa por las Crisis Emocionales.

Pero cuando uno se ha alejado tanto del Sagrado Sol Absoluto que ya las Emanaciones, las Ondulaciones Cósmicas del Sagrado Sol Absoluto no le llegan, porque está demasiado desviado, caído en la Magia Negra, es un caso perdido; en ese caso es un malvado.

Y ese malvado tendrá que castigarse mucho así mismo; necesitara pasar por horribles penitencias, obviamente; necesitará ser muy sincero consigo mismo, demasiado sincero, a fin de que pueda, en verdad, desintegrar los agregados psíquicos inhumanos que en su interior carga.

Pero, ante todo, si no le ha llegado el arrepentimiento, es porque es un malvado, un perverso. Ha llegado a la perversidad. Porque una cosa es la maldad y otra la perversidad: El perverso ya no tiene remordimiento ni arrepentimiento. Es un caso perdido, ya no lo tocan las Ondulaciones Cósmicas del Sagrado Sol Absoluto. Por eso no siente ni remordimiento ni arrepentimiento, se vuelve cínico y se convierte en habitante del Reino Mineral Sumergido, ingresa en el Mundo de 96 Leyes. Eso es todo.

Pero como hacer en ese caso, para lograr que el que no tiene arrepentimiento se arrepienta; repito: Necesitará apelar a mucha Fuerza de Reflexión para analizar sus defectos psicológicos, y hasta hacer ciertas penitencias rigurosas y disciplinarse, etc...

Bueno, ¡he dicho! ¿Alguna otra palabra, alguna otra pregunta?

D. ... ...La pregunta de Lucifer, quería saber o he tenido está inquietud: Yo recuerdo que según nos dice usted... ...tenemos un 3% de Conciencia libre, en este momento; eso podría decir que hay una parte de nuestro Lucifer que no está negro. Entonces, si vemos, pongamos, como al Fausto... ...él como llama a su Lucifer, a su Divino Daimon... ...es la misma fórmula para uno trabajar con él, o para uno invocarlo aquí...

M. Bueno, detrás de esa pregunta hay un resorte de curiosidad, en el fondo; en el fondo hay un resorte de curiosidad. Te gustaría trabajar con él, sencillamente, porque se ha oído hablar tanto sobre él (habla Goethe, habla el Dr. Fausto, Encantador y Mago), se cita en tantos textos que bien vale la pena intentar alguna amistad con él. Pero, pregunto a los aquí presentes: ¿Hay ya alguno que ya esté tan preparado como...

 

El Quinto Evangelio.- Implicaciones Sexuales del Bautismo

El Quinto Evangelio

IMPLICACIONES SEXUALES DEL BAUTISMO

  Vamos a comenzar nuestra plática de esta noche; espero que todos pongan el máximum de atención [...]. Es necesario comprender lo que es el BAUTISMO en sí mismo. Obviamente, el Bautismo es un PACTO DE MAGIA SEXUAL. Se le va a bautizar al niño, ¡con mucho gusto!; si él cumple con ese pacto más tarde, el Bautismo le quedará sirviendo; si no cumple con ese pacto, entonces, ¿en qué quedamos?

En la Iglesia de Oriente, el Bautismo (en el día de Epifanía) está asociado a las Bodas de Caná. En la Iglesia Occidental (considerando la Epifanía) se asocia el Bautismo, al Matrimonio de Jesús con su Iglesia. De manera que tanto en el Oriente, el Bautismo está asociado al sexo, como en el Occidente; en ambos casos se relaciona con el Matrimonio.

Es pues, el Bautismo, un pacto de Magia Sexual. Si se cumple, el Bautismo queda sirviendo; y si no se cumple, el Bautismo no sirve de nada. ¡Ésa es la cruda realidad de los hechos!...

Ilustro a ustedes sobre todo esto, para que vayan comprendiendo lo que es la trascendencia esotérica del Bautismo. La PILA BAUTISMAL, por ejemplo, en las Iglesias Cristianas, representa precisamente a la PIEDRA FILOSOFAL, o a los órganos creadores.

En cuanto a las AGUAS MAGNETIZADAS o AGUAS LUSTRALES contenidas en la Piedra, representa, indubitablemente, al ESPERMA SAGRADO. Con otros términos diríamos, que el agua es el Mercurio de la Filosofía Secreta y que el fuego de las veladoras representa al AZUFRE de la Alquimia; sólo mediante el Mercurio (o sea, la Entidad del Semen) y el Azufre (o sea, la Entidad del Fuego), es posible lograr entonces el Nacimiento Segundo.

¿Qué se entiende por “Nacimiento Segundo”? Por “Nacimiento Segundo” se entiende el nacimiento del Hombre verdadero. Recordemos las palabras de Jesús a Nicodemus: “Hasta que no nazcas de nuevo, no podrás entrar en el Reino de los Cielos”...

Lograr el Nacimiento Segundo, ¡eso es lo fundamental!; pero ese Nacimiento Segundo no se logra, si no se han fabricado los Cuerpos Existenciales Superiores del Ser; y esos Cuerpos no se pueden crear de la nada, porque de la nada, nada sale. Esos Cuerpos hay que crearlos a base de Mercurio y Azufre.

El Mercurio, o sea, el ALMA METÁLICA DEL ESPERMA, está representado [...] con el PAN de la Transubstanciación; y en cuanto al Azufre, o sea, el FUEGO de la Alquimia, está representado con el VINO SAGRADO.

Así que el Mercurio y el Azufre, tienen que combinarse incesantemente dentro de nosotros, a fin de crear (por medio de ellos) los Cuerpos Existenciales Superiores del Ser.

Comprendiendo todo esto, se darán cuenta ustedes del Misterio del SELLO DE SALOMÓN: El triángulo hacia arriba, el superior, indica al Azufre, el Fuego; el triángulo inferior, que se enlaza con el superior, indica el Mercurio, o sea, el Alma Metálica del Esperma Sagrado.

Cuando uno ha concluido la Gran Obra, recibe en los Mundos Superiores un ANILLO MARAVILLOSO que es de materia divinal. Es colocado siempre en el dedo anular de la mano derecha. ¿Qué aparece en ese anillo? El Sello de Salomón. ¿Qué indica tal sello? Que el Iniciado ya logró, mediante los cruces incesantes del Mercurio y del Azufre, la PIEDRA FILOSOFAL.

Así que, mediante los cruces incesantes del Mercurio y del Azufre, se logra en primera medida, crear el CUERPO ASTRAL; como segunda medida, crear el MENTAL; como tercera, crear el CAUSAL. Quien posea un Cuerpo Físico, un Cuerpo Astral, un Cuerpo Mental y un Cuerpo Causal, recibe por tal motivo los PRINCIPIOS ANÍMICOS, ESPIRITUALES, y se convierte en un HOMBRE AUTÉNTICO, en un Hombre real, en un Hombre verdadero.

Así pues, quien llega a ser Hombre verdadero, se dice que ha llegado al Nacimiento Segundo; porque si como “animal intelectual” nació con el nacimiento primero, como Hombre verdadero viene a nacer con el Nacimiento Segundo; el Nacimiento Segundo es para los Hombres reales. Todo eso se logra mediante los cruces incesantes del Mercurio con el Azufre.

En el Bautismo se alegoriza a eso sabiamente. El agua contenida en la Piedra, representa precisamente al Mercurio; el fuego de las veladoras al Azufre de la Alquimia. Si quien se bautiza sabe combinar inteligentemente el Mercurio con el Azufre, pues logra el Nacimiento Segundo, entra al Reino de los Cielos. Pero si quien se Bautiza jamás trabaja con el Mercurio y el Azufre, pues ese Bautismo no le ha servido de nada.

Así pues, Bautismo es un pacto de Magia Sexual. Hay que entenderlo así, y no de otro modo...

Se dice que en el Bautismo, la PALOMA BLANCA del ESPÍRITU SANTO, flota sobre la cabeza del niño que se va a bautizar. Ciertamente, es que el Espíritu Santo es el mismo Mercurio de la Filosofía Secreta.

Cuando yo entré en la parte más importante de la Gran Obra, fui presentado, precisamente, ante el ESPEJO DE LA ALQUIMIA. Allí vi, en el cristal, reflejado mi propio Mercurio. En nombre de la verdad debo decirles a ustedes, que el Mercurio da, a los Grandes Iniciados, precisamente ese aspecto trascendental del GENTILHOMBRE.

Veamos si no, por ejemplo, a hombres como Kuthumi. Esa sapiencia que demuestra, como hombre, se le debe al Mercurio, que es el mismísimo Espíritu Santo en manifestación. Veamos, por ejemplo, a un Conde Saint Germain, quien yo cito tantas veces como un ejemplo viviente de Super-hombre, alguien que maneja la política mundial tan formidablemente, alguien que conoce la psicopolítica y que sabe de verdad manejarla, que sabe adaptarse a todas las condiciones diplomáticas del mundo. Esa característica se debe al Mercurio de los Sabios.

Cuando yo vi reflejado mi Mercurio en el espejo, quedé sencillamente asombrado. Fue cuando conocí cómo el Mercurio viene a darle a uno la característica trascendental del Gentilhombre; hace de uno un Sabio en el sentido más completo de la palabra...

Así, mis queridos hermanos, bien vale la pena comprender la trascendencia del Bautismo...

En cuanto al Azufre, es el Fuego; eso hay que entenderlo así. Obviamente se relaciona con LUCIFER. No tendría uno el Impulso Sexual si no existiera la Potencia Luciférica dentro de uno; esa POTENCIA AZUFRADA es extraordinaria. El Mercurio solo nada podría hacer, pero el Mercurio es fecundado por el Azufre, o sea, por el Fuego, y de esa mezcla resultan los Cuerpos Existenciales Superiores del Ser.

Es bueno ir entendiendo todas estas cosas para saber valorar el Bautismo, y es bueno no olvidar por qué motivo las Iglesias Cristianas, tanto de Oriente como de Occidente, con la cuestión ésta de EPIFANÍA –o sea la ASCENSIÓN DEL CHRESTOS CÓSMICO en nosotros–, relacionan siempre al Bautismo con el Matrimonio. Realmente una Iglesia, por muy santa que sea, si no enseñara las claves de la Autorrealización, pues no lograría salvar a nadie; eso es obvio.

Cuando uno estudia a fondo, pues, todas estas cuestiones del Mercurio y del Azufre, sabe valorar el Bautismo, como debe valorarse; el Bautismo es sagrado, en el sentido más trascendental de la palabra.

No olviden también ustedes, que el Sagrado Sol Absoluto quiere cristalizar en nosotros las TRES FUERZAS PRIMARIAS de la Naturaleza y del Cosmos; éstas son: Santo Afirmar, Santo Negar, Santo Conciliar. Santo Afirmar es la Fuerza Positiva, la del Padre; Santo Negar es la Fuerza Negativa, la del Hijo; Santo Conciliar es la Fuerza Neutra, la del Espíritu Santo. En el Oriente el Padre es Brahma, el Hijo es Vishnu, el Espíritu Santo es el Señor Shiva.

El Espíritu Santo (o sea, el Mercurio de la Filosofía Secreta) cristaliza en nosotros cuando trabajamos con el Azufre y el Mercurio; este trabajo no se podría realizar fuera del LABORATORIO. Hay que saber mezclar las distintas partes del Mercurio con las distintas partes del Azufre, pero esto es dentro del Laboratorio, y ese Laboratorio es el organismo humano.

De manera que, el Mercurio (o sea, el Alma Metálica del Esperma) se combina inteligentemente dentro de nuestro propio Laboratorio, se combina con el Azufre; el resultado de esa combinación viene a ser formidable. El primer resultado sería el nacimiento del Cuerpo Astral en el hombre; el segundo resultado es el nacimiento del Cuerpo Mental en el hombre; el tercer resultado es el nacimiento del Cuerpo Causal en el hombre.

Cuando se han conseguido esos Vehículos, como ya les dije, entonces adviene el Nacimiento

Segundo, o sea, nace el Hombre verdadero, nace del Mercurio y del Azufre, o sea, del Agua y del Fuego; así hay que entenderlo. Por eso dijo el Cristo: “Si no naciereis de nuevo, no podréis entrar al Reino de los Cielos”...

Hay que NACER DE NUEVO. No basta haber nacido como “animales intelectuales”, eso es muy relativo. Ahora necesitamos nacer como Hombres, pero como Hombres verdaderos, y el Hombre verdadero nace del Azufre y del Mercurio, tal como se enseña siempre en el Bautismo. Si no se cumple con ese Sacramento, de nada sirve la bautizada. ¿De qué sirve? ¡De nada!

Así, mis queridos hermanos, es bueno que ustedes vayan entendiendo estas cosas...

Ahora bien, en todo hay reglas y medidas. La JUSTICIA es algo muy sagrado, ¡y existe! Los antiguos Alquimistas representaron la Justicia por una criatura inefable: una especie REINA-DIOSA con una Balanza en su mano izquierda; en ella tiene algunos pesos (son necesarios para poder balancear la Balanza). Está parada sobre una Piedra Cúbica (es la Piedra Filosofal). Lleva, natural-mente, la Túnica Blanca; encima de la túnica está la Púrpura (el manto) y está tocada la cabeza con una Corona de Oro. También lleva en la diestra la Espada, la Espada de Justicia. Pero lo interesante son los PESOS y MEDIDAS de la Balanza de la Justicia Cósmica.

Es claro que el trabajo que hay que realizar en el Laboratorio, tiene que estar de acuerdo con la Ley. ¿Qué cantidades de Azufre, por ejemplo, se mezclan con qué cantidades de Mercurio? Eso no lo saben las gentes comunes y corrientes, ni aún siquiera los mismos Alquimistas (eso son secretos de la Gran Naturaleza). En todo caso, la JUSTICIA RIGE LOS TRABAJOS del Alquimista, y la Justicia es la Ley.

Si un Alquimista, por ejemplo, tiene Esposa-Sacerdotisa y de pronto deja a la Esposa-Sacerdotisa (y estando en pleno rendimiento sexual va y se mete con otra mujer), pues ADULTERA. ¿Por qué? Porque dos corrientes mezcladas dentro de la espina dorsal, chocan entre sí. Un alquimista carga una corriente eléctrica, y si luego se mete con otra mujer, entonces la corriente contraria se mezcla con la primera corriente (con la que cargaba en su organismo), y allí resulta un cortocircuito, y entonces, SE QUEMA UN HILO que es por donde sube la Serpiente Sagrada; ese hilo es el NADI CHITRA.

De manera que si se quema el Nadi Chitra, entonces la Serpiente (o sea, el Azufre mezclado con Mercurio, que tiene la figura de la Serpiente) BAJA UNA O MÁS VÉRTEBRAS según la magnitud de la falta. Es, pues, muy grave el adulterio.

Otra cosa grave, ¿qué es? La FORNICACIÓN. Si el Alquimista derrama el Vaso de Hermes Trismegisto, si pierde el Mercurio, incuestionablemente se quema el Nadi Chitra y baja la Serpiente Sagrada.

Para poder uno realizar la Gran Obra, tiene que estar sometido a la Diosa de la Justicia. Si viola la Ley de la Balanza, el trabajo alquimista fracasa rotundamente. Téngase en cuenta que la fabricación de los Cuerpos Existenciales Superiores del Ser es una Obra de Alquimia, pero que esa Obra tiene que estar dentro de los cánones del Derecho de la Justicia Cósmica. De lo contrario, hay fracaso inevitable.

Otro caso muy distinto, y esto es ya de reflexiones, es el caso en que el alquimista, por ejemplo, no disponga de un Vaso Hermético. Supongamos que el alquimista tiene, dijéramos, un VASO HERMÉTICO DESTRUIDO, que ya no sirve, que no funciona. El Laboratorio, en este caso, estará detenido, no funcionará, porque no dispone de un Vaso Hermético para la combinación del Azufre y del Mercurio.

Pero, ¿qué se entiende por “Vaso Hermético”? (Son términos que los hermanos deben ir comprendiendo). “Vaso Hermético” es lo que se denomina el CÁLIZ, o el mismo YONI femenino. Eso se entiende por “Vaso Hermético”: el órgano sexual femenino.

¿Y qué se entiende por “LINGAM”? (Son términos con que deben familiarizarse los hermanos, sobre todo los misioneros; porque no va uno a hablarle al pueblo en lenguaje vulgar; las cosas sagradas del sexo se deben exponer con honestidad). Se entiende pues, por “Lingam”, el órgano sexual masculino, el PHALUS Griego.

Y observen ustedes la forma como explico los Misterios del Sexo, que no estoy utilizando ningún término vulgar, y lo hago a propósito para que los misioneros a su vez, cuando estén enseñando, sepan enseñar; que eviten cuidadosamente los términos grotescos o, dijéramos, inmodestos...

Si un Vaso Hermético (ya expliqué qué cosa es un Vaso Hermético) no sirve, si ha sido destruido, si ya no sirve para la Gran Obra, el alquimista tiene pleno derecho, por Ley, a escoger un nuevo Vaso Hermético, y en eso no hay delito. Más grave sería que la Gran Obra quedara estancada y que el alquimista fracasara. Ahí sí sería lo grave, pero aún así, el alquimista no debe hacer jamás su voluntad personal, porque si hace su voluntad personal fracasa. El alquimista tiene que obedecer la VOLUNTAD DEL PADRE.

Téngase en cuenta que uno no puede entender la Ciencia de la Gran Obra si antes no ha recibido el DONUM DEI (el “Donum Dei” es el DON DE DIOS para entender la Ciencia de la Gran Obra). Uno no podría entender esta Ciencia si no ha recibido el Donum Dei, el Don de Dios que le permite entender, y ese Don, el único que puede dárselo a uno, es el Padre de todas las Luces; sólo él puede darle a uno el Donum Dei.

Así que, la Ciencia de la Alquimia es muy sagrada...

Tomar un Vaso Hermético para el trabajo, es loable, pero siempre y cuando el Padre de todas las Luces sea el que ordene, y no uno; porque si uno hace su voluntad personal, si uno hace lo que le viene en gana, fracasa en la Gran Obra.

Son puntos muy importantes en relación con la Alquimia, y puntos muy importantes en relación con el Bautismo, porque cuando se habla de Bautismo y de Alquimia se habla de lo mismo. El Bautismo es un pacto de Magia Sexual. Así pues, el Bautismo encierra, en sí mismo, una fórmula: la extraordinaria fórmula de la Alquimia...

En estos estudios lo que nos debe interesar a nosotros es la Gran Obra; exclusivamente eso. Y en la realización de la Gran Obra, lo único que cuenta es la Ley de la Balanza, o sea, la Ley de la Justicia Cósmica. Ésta está por encima de todos los falsos códigos de moral que existen por ahí, por encima de todos los prejuicios, y al margen de toda clase de sentimentalismos morbosos. Aquéllos que están esclavos únicamente de los prejuicios, del “qué dirán”, de las máximas, dijéramos, de ética existentes en los distintos códigos morales del mundo, se quedan con el mundo, pero no con la Gran Obra.

Si hemos de cumplir con el Bautismo, tenemos que ser sinceros consigo mismos y trabajar de verdad para conseguir el Nacimiento Segundo. Y una vez conseguido el Nacimiento Segundo, en modo alguno podríamos detenernos. Quien ha logrado el Nacimiento Segundo, debe luchar intensivamente para integrarse con la Divinidad. Si un hombre no se integra con la Divinidad, tarde o temprano tendrá que involucionar entre las entrañas de la Tierra. No se integran con la Divinidad, los hombres que no eliminan los agregados psíquicos inhumanos que en nuestro interior cargamos.

Esos agregados psíquicos inhumanos son MERCURIO SECO. Todo ser humano carga mucho MERCURIO SECO y AZUFRE VENENOSO o ARSENICADO. El Mercurio Seco debe ser eliminado, y en cuando al Azufre Venenoso, éste reside en los bajos fondos animales de cualquier ser viviente. Si no eliminamos ese Azufre Venenoso o Arsenicado, no progresamos, y si no eliminamos también el Mercurio Seco, no progresamos. Cuando uno elimina el Mercurio Seco y el Azufre Venenoso, pues entonces consigue que el ORO SE FIJE en el Mercurio.

Si consideramos que los Cuerpos Existenciales Superiores del Hombre son, esencialmente, condensaciones del MERCURIO AZUFRADO con algo de SAL SUBLIMADA, podremos entonces entender la relación que existe entre el Oro y el Mercurio. Aún en las minas: en las minas vemos la íntima relación existente entre el Oro y el Mercurio. Los átomos de Oro deben ser fijados en el Mercurio. Normalmente, el Mercurio está asociado al Oro.

Dentro de nosotros existe el ANTIMONIO. Éste no es una mera substancia química, como creen muchos; el Antimonio es una de las partes Autoconscientes del Ser. Ése es un artífice que cargamos todos en nuestro interior; todos llevamos Antimonio en lo más íntimo de nuestra psiquis. Esa parte Autoconsciente, ese Artífice, ese Alquimista, es quien FIJA LOS ÁTOMOS DE ORO en el Mercurio, es decir, en nuestros Cuerpos Existenciales Superiores del Ser.

Cuando los Vehículos Existenciales Superiores del Hombre han quedado constituidos por Oro puro, incuestionablemente sirven para recubrir al ESPÍRITU METÁLICO que todos llevamos dentro; quiero referirme, al CRISTO ÍNTIMO, al MAGNÉS INTERIOR de la Kábala y de la Alquimia, al Señor. Estos Vehículos, penetrándose y compenetrándose mutuamente y entre sí, son denominados en Alquimia, el TO SOMA HELIAKÓN (el CUERPO DE ORO del Hombre Solar). Quien posea el

To Soma Heliakón, obviamente, puede recubrir con el mismo al Cristo Íntimo. El Cristo Íntimo, recubierto con el To Soma Heliakón, constituye la PIEDRA FILOSOFAL. Ya ven ustedes, lo que es la Piedra Filosofal...

Se dice que “esa Piedra puede vivir entre el Fuego”, que “es fusible como la manteca”. Pero, “¡ay del alquimista que la arroje al agua!”, porque se disuelve.

¿Qué quiere decirse, o qué quiere expresarse con eso de “arrojar la Piedra al agua”? Sencillamente, el que derrama el Vaso de Hermes o el adúltero; para esa clase de seres son las “tinieblas exteriores, donde no se oye sino el llanto y el crujir de dientes”. “Arrojar la Piedra Filosofal al agua”, es eso. En ese caso se funde un Metal y la Piedra se dice que se evapora, es decir, el Espíritu Metálico escapa, el Cristo escapa, se pierde la Piedra, se disuelve...

Puede atravesar la Piedra Filosofal a través de un cristal, sin romperlo ni mancharlo. De la Piedra se puede sacar el ELIXIR DE LARGA VIDA, de la Piedra se pueden sacar los POLVOS DE PROYECCIÓN, con los cuales se puede FABRICAR ORO, oro físico, efectivo, oro material. Aclaro: porque si un alquimista que ya tiene la Piedra Filosofal en su poder, en estado de éxtasis deposita, por ejemplo, aquí en este agua, sus Átomos de Oro, entonces este agua se convierte por tal motivo en un licor extraordinario, en los mismos Polvos de Proyección; y si luego pone una gotita aquí, entre un crisol donde hubiere plomo derretido, ese plomo se convertirá en oro efectivo, físico, material, y con ese oro vive...

El Conde de Saint Germain, por ejemplo, fabricaba oro físico, pero invertía ese oro. ¿En qué lo invertía? En distintos bienes materiales. Cuando la policía francesa invadió la casa de Saint Germain para saber de dónde provenían sus riquezas, se quedaron asombrados al ver que todo estaba en perfecto orden: Tenía sus libros de cuentas; los bienes que tenía, todos debidamente documentados, es decir, no se halló una sola falta. Nunca realizaba sus Transmutaciones Metálicas públicamente, siempre en secreto. De manera que, aparentemente, él vivía exclusivamente de sus haciendas, de sus propiedades: fincas, bienes raíces, etc., y todo estaba debidamente documentado.

Así, mis queridos hermanos, por algo es que cuando uno concluye la Gran Obra, se encuentra ante el Árbol de la Vida portando en su diestra el CUERNO DE AMALTEA. ¿Cuál es ese Cuerno? El de la Abundancia, el Cuerno de Amaltea...

En el “Apocalipsis” de San Juan se le dice a las gentes: “Te sientes grande, te siente rico”..., bueno, eso sería muy largo citarlo, pero poco más o menos, les digo el sentido de las palabras: “pero no te das cuenta que eres un cuitado, pobre, desnudo y miserable”... Son palabras que no las entienden sino los Iniciados, nadie más... ¿En qué sentido se es “pobre” o “miserable”? Bueno, voy a hablarles algo que en las distintas escuelas no entenderían a fondo: EL ORO ES EL QUE MANDA, mis queridos amigos, el Oro y nada más que el Oro...

En el mundo físico vemos que un individuo que tiene mucho dinero, manda con su dinero; así digamos lo que digamos, ¡manda! Si nosotros no tuviéramos con qué pagar esta casa, ¿qué sucedería?...

– ¿Qué sucedería A.?

¡A la calle! Nos ponen “de patitas en la calle”, ¿verdad? Bueno, total, que la cruda realidad de los hechos es esa, físicamente...

“Pero bueno –dirán ustedes–, ¿pero qué tiene que ver esto con lo Esotérico, con lo Espiritual, con lo Trascendental, con lo Divinal? ¿No es acaso, que el Maestro está materializando o metalizando la enseñanza?” No, mis amigos, no es eso...

La cruda realidad de los hechos es que si nosotros no tenemos Oro en nuestros Cuerpos Existenciales Superiores del Ser, después de haberlos fabricado, somos unos “cuitados” como nos trata el “Apocalipsis”; de “desnudos”, de “cuitados”, de “pobres”, de “miserables”, y es verdad...

Saint Germain no hubiera podido hacer Oro si no hubiera tenido Oro adentro. ¿Dónde lo tenía? Pues en sus Cuerpos, en su Aura. Oro de la mejor calidad; Oro cual ninguna de las minas de la Tierra puede producir.

Entonces, en síntesis alquimista, ¿qué es lo que queremos nosotros? Estamos reunidos aquí, en Tercera Cámara, ¿qué buscamos? Les voy a ser sincero: ¡Fabricar Oro! El que no sabe hacer Oro, no sabe nada; aunque se haya metido en la cabeza millones de volúmenes, si no sabe hacer Oro, es un ignorante, nada sabe...

¡Fabricar Oro! ¿En dónde vamos a fabricar? Pues en los Cuerpos Existenciales Superiores del Ser. ¡Queremos Vehículos de Oro puro, con los cuales poder recubrir la presencia del Logos en nosotros! ¡Eso es lo que queremos!

Cada uno, en su interior, carga un Templo. Ya vimos el caso de nuestra noble Madrecita “Dolores”. Bueno, ya platicábamos sobre el asunto de un Templo; ese Templo es de ella, lo carga; ése es su Templo; cualquiera puede visitarlo.

Yo tengo mi Templo; también lo tengo, y ustedes en Astral si se proponen VISITAR MI TEMPLO, pueden visitarlo. Pero no se olviden que cuando ustedes entran en ese Templo, han entrado es en mi Conciencia. Yo cargo el Templo aquí, y se proyecta en los Mundos Superiores. ¿En qué forma se proyecta? Como una Catedral, verdaderamente. Si les digo que en esa Catedral, pues, todos los objetos son de Oro, no estoy exagerándoles. Obviamente, así es. Pero para fabricar ese Oro de la CATEDRAL esa del ALMA, he tenido que trabajar en la Forja de los Cíclopes, eso es obvio, en el Laboratorio..., en LABORATORIUM-ORATORIUM DEL TERCER LOGOS. Digo del Tercer Logos, no lo olviden ustedes; ¿por qué digo del Tercer Logos? A ver, ¿quién me responde?

– El Espíritu Santo... Correcto, el Espíritu Santo, que tan asociado está al Bautismo; eso es indubitable. De manera que, hay que saber entender eso... Cualquiera de ustedes puede visitar en Cuerpo Astral, la Catedral del Maestro Samael Aun Weor. ¡Se hallará! ¡Ahí está!

No falta, claro, sobre el Altar, el Cáliz; y no faltará jamás sobre el Altar de un Maestro, el Cáliz, que es el mismo Vaso Hermético. Si faltara, el Templo estaría triste, pobre, miserable. ¿Ir a faltar sobre el Ara el SANTO GRIAL? ¡Eso sería un absurdo! En ningún Templo de Misterios Mayo-res falta el Santo Grial; eso es indubitable.

¿Ustedes saben cuál es el Santo Grial? Creo que sí saben, algunos; es el mismo Vaso Hermético. Hasta en los Templos de los Dioses está el Santo Grial; en ese Vaso Hermético colocan los judíos el MANÁ del desierto, ese Maná con el que se alimentaban los israelitas entre las arenas del desierto, con el que se mantuvieron durante cuarenta años... Pero, ¿por qué tenía que estar, precisamente en el GOMOR –la Copa, el Vaso Hermético–, el Maná del desierto con el que se alimentaban los judíos? Ahora, téngase en cuenta que ese Vaso está a su vez colocado dentro del ARCA DE LA ALIANZA; también está ahí la VARA DE AARÓN, o sea el LINGAM GENERADOR, y las TABLAS DE LA LEY; con esto documento todo lo que he dicho.

En cuanto a los QUERUBINES, la Blavatsky dice que “dos querubines se tocaban con sus alas sobre el Arca de la Ciencia”, y que “se hallaban en la actitud del hombre y de la mujer durante la cópula”. Eliphas Levi sostiene que “son cuatro los Querubines que se tocaban con sus alas” (masculinos y femeninos). De todas maneras, se coincide en que los Querubines (masculino y femenino) se tocaban con sus alas y que se hallaban en la actitud de la Cópula Química en el sanctasanctórum.

Los soldados de Nabucodonosor-Rey, cuando invadieron el Templo de Salomón y lo destruyeron (vivieron antes, previamente el Arca de la Ciencia), dijeron: “¿Éste era el Dios que vosotros los judíos adorabais tanto? ¿Éste era el Dios de tanta castidad y santidad que vosotros mencionabais?”. Claro, rápidamente acabaron con todo, destruyeron el Templo de Jerusalén... Así, mis queridos hermanos, no entendieron...

Pero bueno, no nos salgamos del tema... ¿Por qué el Maná, con el que se alimentaban los judíos en el desierto, tenía que estar en la Copa o Gomor?

Les explico: sencillamente, el Maná es el NÉCTAR DE LA INMORTALIDAD; ese Néctar Sagrado no está en otra parte sino en el Vaso Hermético, y el Vaso Hermético está dentro del ARCA DE LA CIENCIA.

Si los Dioses no tuvieran el Maná del desierto (porque la vida es un desierto cuando se renuncia a la verdadera Felicidad Nirvánica), ¡pues hombre!, teniendo cuerpo físico, sus cuerpos físicos envejecerían y morirían; entonces ellos necesitan de ese Vaso Hermético, en el cual está contenido el Maná. ¡Quienes tengan entendimiento, entiendan, porque ahí hay Sabiduría!... ¡Hay que saber entender!...

Incuestionablemente, el error más grave de los distintos grupos de escuelas pseudo-esotéricas, pseudo-ocultistas, estriba, precisamente, en creer que la Autorrealización Íntima del Ser es a base de teorías, y se equivocan.

Pensemos por un momento, en la forma como surgimos nosotros a la existencia, en esos “Encantos del Viernes Santo”... ¿Cuál es la raíz de nuestra vida? Un hombre, una mujer, una Cópula Química o Metafísica; de allí salió nuestro cuerpo físico. ¿Qué precedió a esa concepción, qué instantes? Esto nos lleva a los “Encantos del Viernes Santo”. Incuestionablemente, en todo eso hubo, pues, Amor, estuvo EROS activo, etc. Estuvieron, también, las Fuerzas Cósmicas más poderosas del Universo, las que crearon precisamente al Universo. Pero..., y las teorías, ¿dónde estuvieron? Todos esos millones de volúmenes, de escuelas, ¿dónde estaban? No, nada de eso existía para nosotros. Entonces, ¿de dónde surgió, pues, este cuerpo que tenemos aquí? ¿Por qué vino a la existencia?

Así también digo a ustedes, que sólo entendiendo esos MISTERIOS DEL VIERNES SANTO – tan fundamentales para los trabajadores de la GRAN OBRA– se logra la Cristificación, la Autorrealización Íntima del Ser.

Esto es cuestión de SEXO, de FUERZA ERÓTICA, de ONDULACIONES CÓSMICAS DE AMOR, de EMOCIÓN TRASCENDENTAL y de GRAN VOLUNTAD. Por ese camino, trabajando, se hace Oro, y el que llega a tener Oro es inmensamente rico. Mediante el Oro puede uno mandar a la Naturaleza y la Naturaleza le obedece; quien tiene Vehículos Existenciales de Oro, es el Amo, Rey y Señor del Universo, según la Orden de Melquisedec. Mas, si uno no tiene Oro en su interior, es un cuitado, un miserable, un desnudo, aunque se crea muy rico y poderoso...

Así pues, el objetivo de nuestros estudios es uno: FABRICAR ORO. Se llega a fabricar Oro cuando se conoce el Misterio del Bautismo, que como les he dicho es un pacto de Magia Sexual...

Bueno, mis queridos hermanos, hasta aquí la plática de esta noche. Pero eso sí, tienen todos perfecto derecho a preguntar, porque no quiero que queden con dudas de ninguna especie, y lo que no hayan entendido, será explicado...

Discípulo. Venerable Maestro, ¿cómo podría uno percatarse cuando ha llegado a la destrucción del Lingam o el Vaso Hermético?

Maestro. ¡Los hechos son hechos y ante los hechos tenemos que rendirnos! Si, por ejemplo, un hombre quiere trabajar con su Esposa-Sacerdotisa y el estado de salud, o estado fisiológico de ella no sirve para eso; si ya pasó sus funciones sexuales, si ya no puede trabajar, se dice que el Vaso Hermético ha sido destruido. Y así se representa en Alquimia: VASO HERMÉTICO DESTRUIDO... ¿Alguna otra pregunta?

D. Venerable Maestro [...] ya que usted dice que el Mercurio Seco son los Yoes, y en el caso del Azufre Arsenicado, ¿que sería y cómo se logra destruir eso?

M. El AZUFRE ARSENICADO es el Fuego Venenoso Animal, que todo el mundo carga en sus Infiernos Atómicos; un fuego bestial, inmundo, abominable. Todo ser humano lo carga, y en ese tipo de Fuego Animal, hay muchos agregados psíquicos vivientes que pertenecen al Mundo de 96 Leyes, o Mundo Infernal. ¿Cómo se elimina ese Azufre Venenoso o Arsenicado? Pues hombre, trabajando en forma pura y limpia; eliminando el mismo Mercurio Seco, por el mismo camino queda eliminado el Azufre Venenoso. Al eliminarse el Mercurio Seco, el Azufre Venenoso queda eliminado de hecho. ¡Eso es todo!

D. Venerable, si el Vaso Hermético destruido en una persona no puede ser ya reconstruido, ¿cómo esa persona puede trabajar en la Gran Obra?

M. Entiéndase por Vaso Hermético, en este caso alquimista, el YONI, que como se sabe no es el LINGAM...

D. Me refiero al Yoni...

M. Un YONI destruido no sirve para la Gran Obra. Si un Alquimista tiene en su Laboratorio un Vaso y se le rompe, pues tiene que conseguir un nuevo Vaso. Pero como quiera que las Leyes son muy sagradas, sucede que el primer Vaso está cargado de cierta fuerza, de cierta radiación, y esa radiación ha impregnado al Alquimista. Se hace necesario que pase un tiempo, no menor de TRES AÑOS, para que el Alquimista pueda conseguir un VASO NUEVO, si es que no quiere un cortocircuito dentro de su Sistema Central-Espinal, porque un cortocircuito puede quemarle un alambre del Laboratorio; y en ese caso, el Fuego..., el Azufre y el Mercurio bajan, descienden, y hay hasta una REDUCCIÓN METÁLICA. En otros términos se diría que el Alquimista se ha ido de cabeza al Abismo.

D. Y en caso Maestro, físicamente, quien posea [...] su Vaso, pues, dañado, ¿cómo puede trabajar en la Gran Obra?

M. Repite, con más claridad.

D. O sea, el elemento femenino tiene sus órganos creadores, dijéramos, dañados, están atrofiados, están dañados, pero entonces, esa persona, ese elemento femenino está trabajando en la Gran Obra, ¿cómo puede continuar si se le dañaron, pues, sus órganos?

M. ¡No es posible, no puede, no puede continuar! Es como si el elemento masculino, el Alquimista, destruyera su Lingam Generador. En este caso tampoco puede trabajar en la Gran Obra. ¿Cómo haría? Necesitaría cambiar de cuerpo para trabajar. Es decir, si el Lingam Generador queda destruido, ¿cómo trabaja? ¿O cómo trabajaría, por ejemplo, un individuo a quien le castraran? En este caso, pues, hay un fracaso.

D. ¿Por qué causas se dañaría el Vaso Hermético?

M. Puede dañarse por accidente, puede dañarse por la edad, puede dañarse por el Karma. Si no sirve ese Vaso para el Laboratorio, pues el Alquimista tiene que utilizar un nuevo Vaso Hermético, y en eso no hay delito. Delito hubiese si el Alquimista, teniendo un Vaso correcto, Hermético, menospreciara tal Vaso y lo tirara fuera para tomar uno nuevo. En eso sí habría delito.

D. Venerable Maestro, y en caso de que fuera lo contrario, que a la mujer se le dañara el Lingam para trabajar?

M. Pues en este caso, la mujer está trabajando con un varón idóneo, todo marcha bien, pero si el varón no le sirve, pues todo marcha mal.

D. Y se operaría igualmente, como operaría el Alquimista en el caso citado, ¿no?

M. Pues la Ley, la Justicia humana misma, tiene sus postulados. Si un hombre, por ejemplo, es impotente, y la mujer se queja ante la Ley, pues indubitablemente recibe carta de divorcio; eso es obvio. Si un hombre no cumple sus deberes para con la mujer, sus DEBERES SEXUALES, y la mujer se queja, eso es motivo más que suficiente para divorcio.

Así pues, si una mujer está trabajando en la Gran Obra y no sirve el Alquimista, no dispone ella de un Lingam Generador, de una LANZA para los Misterios, de una Lanza con la cual pueda combatir a los agregados psíquicos, de una Lanza con la cual pueda herir el costado de LUCIFER, pues, en ese caso, se encuentra ella ante un dilema: ante el dilema de tener que desposarse nuevamente con un Alquimista idóneo, o de tener que aguardar hasta una futura existencia. En tal caso, cualquiera de esas dos resoluciones resulta justa; eso es obvio.

D. En este caso se presenta por Karma, Venerable Maestro, ¿se podría esperar hasta que alguna de esas personas cancelara la deuda?

M. Sí, puede esperar, perfectamente bien. También un Alquimista, que ha perdido el Vaso Hermético, puede esperar si quiere hasta la futura existencia, o aguardar cincuenta existencias hasta que encuentre un Vaso bueno, pero eso sería el colmo de los colmos, ¿no? Lo mejor es que el Iniciado deje toda clase de sentimentalismos morbosos y tome un Vaso Hermético idóneo para el trabajo en el Laboratorio. Nosotros debemos dejar aquí las actitudes pesimistas, dijéramos, el TAMAS de la inercia, esa especie de flojera mental o espiritual que tanto abunda en las escuelas de tipo pseudo-esotérico y pseudo-ocultista; eso es claro...

D. Maestro, y en el caso de que el Vaso Hermético está bueno, pero la dama no quiere colaborar en la Fragua, y ya lleva determinado tiempo de no colaborarle al esposo, ¿en este caso qué puede hacer el esposo, si el Vaso está bueno?

M. Pues hombre, si el Vaso está bueno, pero si ella no quiere trabajar en la Gran Obra, si no le da por trabajar (iba a decir un término un poco más duro, pero se saldría del concepto cátedra), naturalmente no le queda más remedio al Alquimista sino buscar un Vaso Hermético, idóneo, que sirva, alguien que colabore, que coopere. Pero eso no podría hacerlo sino después de varios años de duros ruegos y súplicas a la Esposa-Sacerdotisa para que coopere. Porque escrito está que SÓLO POR CAUSA DE FORNICACIÓN se le debe dar a la mujer, dijéramos, divorcio; si hay fornicación.

De manera que si la mujer fornica, hay derecho. Si una mujer quiere que el Alquimista fornique y el Alquimista quiere Autorrealizarse, y ella lo que quiere es fornicar, ahí se le debe dar carta de divorcio inmediatamente para que fornique con otro, pero no con el Alquimista. Aquí en esto una de dos: o nos resolvemos a entrar al “Reino” por asalto, o fracasamos. El “Reino” se toma por asalto; los valientes lo han tomado. Si no se procede así, se fracasa...

Estando precisamente yo en los Mundos Superiores de Conciencia Cósmica, hube de solicitar al Padre, me mostrara la síntesis de mis trabajos más recientes en la Fragua Encendida de Vulcano. Entonces el Padre me llevó a una gran ciudad, una de esas CIUDADES JINAS o CIUDADES MÁGICAS, de las cuales hay cuatro importantes en Europa; nosotros tenemos una en Yucatán, fundada antiguamente por los TUATHA DE DANANN, que fueron entre otras cosas grandes viajeros, viajeros Jinas...

Bien, allí encontré a muchos Adeptos, Adeptos de distintos grados de esplendor; hasta encontré ADEPTUS EXEMPTUS. ¿Ustedes saben lo que es “Adeptus Exemptus”? Significa Adeptos exentos ya de Karma, que no debe Karma (en Esoterismo se dice “Adeptus Exemptus”). Claro, entre todos organizamos una excursión a la cima de la Montaña del Ser; ¡grandiosa fue tal excursión! En los Mundos Superiores de Conciencia Cósmica se pasa por vivencias trascendentales, divinales, formidables...

Cuando conseguimos llegar a la cima con el ánimo de encontrarnos con IOD-HEVE, el ANCIANO DE LOS DÍAS, entonces tuvimos la grata sorpresa de hallarle transformado en una palmera elevadísima (la PALMA es el símbolo de la victoria, de la VICTORIA DEL CHRESTOS).

Todos los Adeptus se prosternaron en tierra para rendir culto a Iod-Heve. Sabía que esa Palmera era mi Real Ser, el Anciano de los Días, el INTERIOR DE MI INTERIOR, para hablarles, esta vez, a ustedes, en el lenguaje de la Pistis Sophia, que es un lenguaje esotérico, simbólico, alegórico...

Claro, yo avance. Como quiera que el Cuerpo Astral tiene cierta elasticidad, ductibilidad, no me fue difícil aumentarle su tamaño para tomar aquella Palmera por aquí, como quien dice “por el cuello”, y asirla con fuerza hacia mí, hacia mi pecho, y acariciar sus hojas, sus ramas...

Aquellos Adeptos venerables, venerabilísimos, me miraron con terror; no se oyó sino un clamor. Se asombraron al ver cómo tomaba yo al Anciano de los Días –nada menos– en esa forma. Mas luego la Palmera se transformó en una GRAN TORRE, en la Torre de mi Templo Interior, de mi propia Catedral. Esa Torre corresponde a la cabeza de lo Divinal. Estaba tatuada, toda llena de piedras preciosas. Y los ojos eran los de la mismísima Divinidad, y tenía brazos, como brazos de hombre, mas eran brazos de Dios...

El Quinto Evangelio.- Análisis del Psiquismo Humano

ANÁLISIS DEL PSIQUISMO HUMANO

  Con el mayor gusto me dirijo a todos ustedes, esta noche, a fin de que platiquemos un poco sobre cuestiones psicológicas. Vamos hablar de Psicología Revolucionaria...

Ante todo, debemos saber quiénes somos, de dónde venimos, para dónde vamos, cuál es el objeto de nuestra existencia, por qué existimos, para qué existimos...

Trabajar para comer, indudablemente es necesario, mas eso no es todo. ¿Con qué objeto habríamos de comer? Necesitamos comer para vivir, mas, ¿por qué habríamos de vivir? ¿Cuál es el objetivo?

Vivir por vivir, sin saber por qué debemos vivir, resulta bastante absurdo. Necesitamos saber el motivo de nuestra existencia, por qué estamos en este mundo, para qué estamos en este mundo.

El Quinto Evangelio.- Conciencia Caótica y Conciencia Inteligente

CONCIENCIA CAÓTICA Y CONCIENCIA INTELIGENTE

  ...Vamos hoy a estudiar todos esos temas inquietantes relacionados con nuestra propia existencia.

¿De dónde venimos? ¿Para dónde vamos? ¿Cuál es el objeto de la existencia? ¿Para qué vivimos? ¿Para qué estamos aquí? ¿Por qué estamos aquí?

Éstas son preguntas realmente enigmáticas, que todos nosotros debemos resolver. Ante todo, si queremos saber algo sobre sí mismos, tenemos que empezar por AUTOEXPLORARNOS.

El cuerpo físico, es tan sólo la parte más densa de nosotros mismos. Está compuesto de órganos, y los órganos están formados por células, y las células por moléculas, y las moléculas por átomos; y si nosotros abrimos un átomo liberamos energía. Pero EL CUERPO FÍSICO NO ES TODO.

El Quinto Evangelio.- La Conducta Pendular de la Humanidad

LA CONDUCTA PENDULAR DE LA HUMANIDAD

Vamos a comenzar nuestra cátedra de esta noche. Ciertamente, la humanidad vive entre el batallar de la antítesis, entre la lucha cruenta de los opuestos: a veces nos encontramos muy alegres, contentos; otras veces nos hallamos deprimidos, tristes. Tenemos épocas de progreso, de bienestar, unos más que otros, de acuerdo con la Ley del Karma; también tenemos épocas críticas en lo económico, en lo social, etc. Hay veces que nos encontramos optimistas, con relación a la vida, y hay veces que nos sentimos pesimistas.

Siempre se ha visto que a toda época de alegría, de contentamiento, le sigue una temporada depresiva, dolorosa, etc. Nadie puede ignorar de que siempre estamos sometidos a muchas alternativas en el terreno práctico de la vida. Por lo común, a las épocas que nosotros denominamos “felices”, siguen épocas angustiosas. Es la LEY DEL PÉNDULO la que gobierna, realmente, nuestra vida.

Página 1 de 54

2000 © 2020 Biblioteca Gnostica Samael Aun Weor. Todos los derechos reservados.