• Inicio
  • Tratado de Medicina Oculta y Magia Practica
  • La Magia Elemental 2da parte
  • La Cuarta Coordenada

C - LA CUARTA COORDENADA

SECRETOS PARA FUNCIONAR EN LOS VEHÍCULOS SUPERIORES 

Todo médico Gnóstico debe aprender a funcionar libremente en los vehículos Átmico y Buddhico para investigar los planos Nirvánico, Super-Nirvánico, Adino, Monádico, etc. Las esencias de los planos superiores son dignas de estudio. En el Nirvana podemos recibir enseñanzas sublimes de los Buddhas de contemplación...

En esos planos de conciencia podemos entrar a voluntad cada vez que queramos. Allí reina la luz de ATMAN el inefable. El discípulo empezará a aprender a salir del cuerpo físico en su vehículo astral.

Más tarde, fuera del cuerpo, podrá rogarle a su ÍNTIMO que le saque los vehículos inferiores fuera de sí. Entonces el ÍNTIMO sacará por las atómicas puertas de la columna espinal los vehículos astral, mental, causal, etc., y así sin esos vehículos inferiores aprenderemos a movernos en el Buddhi y en el Atmico, a voluntad.

Es también muy cierto que en nuestro astral podemos visitar los mundos Búdhico, Nirvánico, Adico, etc. Los teosofistas no saben de esas cosas, y por ello son dignos de piedad. Es también ciertísimo, que por medio de la meditación podemos visitar los mundos superiores. EL ÍNTIMO puede entrar en cualquier departamento del reino.

EL MUNDO MENTAL 

Aunque parezca increíble, en el mundo mental también existen magos negros. Los magos negros del plano mental, son los más peligrosos del Universo. Estos magos negros del mundo mental son extremadamente finos, sutiles, eruditos y delicados.

Fácilmente pueden extraviar a muchos investigadores, porque tienen apariencia de Maestros. Cuando el Maestro está cristificado su cuerpo mental tiene que librar grandes batallas con estos peligrosísimos adeptos de la sombra.

El cuerpo mental se cristifica con el Cuarto Grado de poder del Fuego, es decir, con el Kundalini del cuerpo metal. Cada uno de nuestros 7 cuerpos tiene su Kundalini propio.

LA MENTE 

Todos los problemas que el hombre tiene que resolver; todos los sufrimientos de la vida; todos nuestros deseos y pasiones; todas nuestras amarguras residen en la mente.

Si alguien tira una piedra en un lago cristalino, vemos entonces surgir una gran cantidad de ondas que van del centro a la periferia. Esas ondas son la reacción del agua contra el impacto exterior.

Así es nuestra mente, los impactos externos caen en el lago de nuestra mente, haciéndonos reaccionar hacia el mundo exterior, con ondas de ira, deseo, envidia, maledicencia, etc., etc.

Por ejemplo: vemos una estampa pornográfica, la imagen hiere nuestra retina, pasa al centro cerebral de las sensaciones y luego va a la mente. Entonces la mente reacciona sobre la imagen exterior con ondas de pasión carnal. Alguien nos insulta, entonces sus palabras llegan a nuestros sentidos y pasan a la mente, y ésta reacciona contra el insultador con ondas de cólera y de violencia.

La mente es, pues, la causa de todas nuestras amarguras; es el potro cerrero que arrastra nuestro carro, y si no lo dominamos con el látigo de la voluntad, arrastrará nuestro carro al abismo. El mago debe aprender a manejar la mente; el mago debe controlar la mente por medio de la voluntad.

Cuando nuestra mente está llena de deseos pasionales detengámonos un momento y ordenemos imperiosamente a la mente: "cuerpo mental, retírame esos pensamientos, no te los admito". Cuando nuestra mente esté llena de cólera, ordenémosle así: cuerpo mental, retírame esa cólera, no te la admito. Cuando nuestra mente esté llena de odio, ordenémosle al cuerpo mental: retírame ese odio, no te lo admito, etc., etc.

El SER no es la mente, el SER es el SER, el SER es el ÍNTIMO, y éste puede controlar a la mente por medio de la voluntad. La cueva del deseo está en la mente. El cuerpo de deseos es tan solo un instrumento emotivo de la mente. En los mundos internos podemos conversar con la mente cuando nos hemos despojado de ella momentáneamente. Entonces la mente parece un sujeto casi independiente, que frente a frente se sienta a conversar con nosotros.

Este interesante experimento se realiza en la siguiente forma:

1. Sálgase el mago en cuerpo Astral.

2. Siéntase con corazón de niño.

3. Ordénele a su cuerpo Astral: "CUERPO ASTRAL, SALID FUERA DE MÍ".

4. Trate de arrojar su cuerpo Astral fuera de sí, por la Columna Espinal.

5. El cuerpo Astral caerá hacia atrás, saldrá fuera.

6. El discípulo quedará en cuerpo Mental.

7. Ordénele ahora a su cuerpo Mental: "CUERPO MENTAL, SALID FUERA DE MÍ".

8. Arroje el discípulo su cuerpo Mental hacia atrás.

9. Sentirá ahora el mago que algo se mueve dentro de su propio SER.

10. Ahora sale por la Columna Espinal un raro personaje.

11. El discípulo debe llamar a ese personaje: ¿Quién eres?

12. El sujeto contestará así: Soy tu cuerpo Mental, ¿no me conoces?

13. Invite ahora el discípulo a su Mente, a sentarse.

14. Ahora es el instante preciso en que el discípulo puede conversar con su Mente, cara a cara, frente a frente.

Después de esa profunda investigación, el discípulo se dará cuenta de que su mente es un potro cerrero, es un hombre salvaje al cual debe controlar, mandar y dirigir con el látigo de la voluntad. Todas las tormentas de nuestra existencia son del cuerpo mental.

Ningún insulto, ninguna amargura puede llegar al ÍNTIMO. Todas las amarguras, todos los insultos llegan hasta el cuerpo mental, y es la mente la que reacciona hacia el mundo exterior con tempestades de dolor y de amargura. El ÍNTIMO no puede sufrir, el ÍNTIMO sufre únicamente cuando se identifica con la mente, cuando no se ha aprendido a controlar la mente por medio de la voluntad. Las tempestades de nuestra existencia son de afuera, del mundo de la mente; no de adentro, de la profundidad del infinito donde vive el ÍNTIMO siempre lleno de felicidad.

HOMBRES Y TIERRAS DE "JINAS" 

La señora Neel nos habla en un libro de "los ascetas semi-volantes del Tibet", que en una especie de sueño sonambúlico, recorren el Tibet en todas direcciones sin comer ni descansar en parte alguna, en jornada de muchos días y sin cansarse. En los templos de misterios aztecas, los sacerdotes utilizaban el peyolt para sumergir a los enfermos en un sueño profundo del cual salían curados.

Los mystos salían de los templos griegos, toltecas y egipcios totalmente iluminados después de un sueño muy profundo. Freud nos habla de la tremenda energía del subconsciente, y el Maestro Huiracocha nos enseña a curar a los enfermos con perfumes, aprovechando para ello el sueño del paciente.

Y es que en realidad, las fuerzas curativas del organismo residen en el subconsciente, y el médico puede manipularlas durante el sueño del paciente.

El médico Dr. Schwab, dice que el cerebro y el plexo nervioso simpático son los exponentes de la fuerza curativa del organismo, y agrega, que el plexo rige las funciones involuntarias, e interviene sobre las glándulas endocrinas.

El subconsciente es el asiento de las energías vitales y el depósito de todas las fuerzas.

En el Departamento del Magdalena vivió un discípulo de los "Mamas", llamado Juan Bautista Miranda, que curó casos de lepra de último grado, e hizo palidecer a los científicos de la medicina oficial. En cierta ocasión dijo Miranda a su gente: "Está para llegar un enfermo, niéguenme, de lo contrario estoy perdido". El enfermo anunciado por la clarividencia de este médico, llegó a la hora fijada. La gente quiso negarlo, pero el enfermo respondió: el médico está aquí, y él debe curarme.

Se trataba de un caso de hechicería que Juan Bautista Miranda pudo curar fácilmente. Ya sano el enfermo, Juan Bautista Miranda enfermó, y mandó llamar a su hija con tan mala suerte que antes de que llegara murió. El cuerpo de Juan Bautista Miranda fue sepultado, como es costumbre. Pero al siguiente día encontróse la tumba vacía: el cadáver había desaparecido. ¿Qué ocurrió? Juan Bautista Miranda vive en la Sierra Nevada de Santa Marta, haciendo maravillosas curaciones. Su muerte fue sólo aparente. Los "Mamas" tomaron su cuerpo de la tumba. ¿De qué manera? El Dr. Steiner dice que un cuerpo físico puede permanecer en los mundos internos sin perder sus características físicas. Esto es lo que llama "Estados de Jinas".

En el caso de Juan Bautista Miranda, los "Mamas" operaron sumergiendo el cuerpo, aparentemente muerto, dentro del plano astral, y así lo transportaron a la Sierra. Sabemos que hay fakires en la india que se entierran vivos, y duran meses sepultados. El caso de Miranda fue análogo.

Cuando vinieron los españoles a la América, los sabios indios ocultaron sus sagrados templos, metiéndolos en el plano Astral. Estos templos existen hoy, pero ocultos a los ojos profanos. Esto se llama estado de "Jinas". En la Sierra Nevada de Santa Marta existen varios de estos templos ocultos. En el de "Pueblo hundido" (Sierra Nevada), oficiaba el "Mama" Matías antes de desencarnar. En ese templo el "Mama" pedía perdón para sus enfermos, salud y vida para ellos. Otro templo es el de "Cheruba". Allí oficiaba la "Saga Catalina Alberto". En el de "Chinchicua" estaba empezando a oficiar el "Mama" Matías antes de desencarnar. Todos estos templos ocultos son llamados por los indígenas "Templos del Dios Naturaleza".

En la Sierra también existe una tierra de "Jinas", donde mora la "Magistratura negra", se llama "Guananí". Por allí corre el río "Ariguaní". En un salto de este río está la primera puerta de la "Magistratura negra". Los aborígenes han visto allí un dragón enorme, y los magos negros salen por esta puerta por la noche. Todos estos magos negros veneran al demonio "Ikanuse", el cual tiene ahora cuerpo físico.

Los "Mamas" usan anualmente, en cierta época, hierbas especiales a la "magistratura negra", para humillarla y vencerla. Arrojan sus manojos de hierbas en la puerta dicha, y así aplastan a los magos de las tinieblas.

En Bogotá hay también un templo oculto en la montaña de Montserrate. Allí moran algunos Iniciados Chibchas. En toda la América del Sur existen Templos ocultos.

Todo estudiante de Gnosticismo tiene que aprender a transportarse a donde sus enfermos en pocos segundos, para visitarlos y atenderlos.

Se procede de la siguiente forma: El discípulo se acostará del lado izquierdo, con la cabeza puesta sobre la palma de la mano del mismo lado, y luego deberá adormecerse con la mente fija en el proceso del sueño. Sucede que durante el estado de transición entre la vigilia y el sueño, surgen imágenes ensoñativas. El discípulo debe rechazar dichas imágenes, porque si no lo hace se quedará abstraído en ellas y se dormirá.

La atención del discípulo se deberá fijar única y exclusivamente en el proceso del sueño. Cuando ya sienta que el sueño ha invadido su cerebro, deberá dejar toda pereza y levantarse enseguida. Todo el secreto de la cuestión radica en salir a la calle pero "conservando el sueño". Ya en la calle, el discípulo puede brincar con la intención de suspenderse en los aires, como si fuera un ave. Luego, transportarse, en carne y hueso a la residencia del enfermo.

En esta forma el discípulo aprenderá a viajar en pocos segundos a los lugares más remotos de la tierra para curar enfermos. Podrá llevar también sus hierbas y remedios consigo.

El cuerpo físico entra, en este caso, en el plano Astral, quedando fuera de la ley de la gravedad. Este proceso lo realizan las poderosas energías del subconsciente. Por esto insistimos en que el discípulo deberá salir de su casa conservando el sueño. El sueño tiene su poder, y ese poder son las energías del subconsciente. Sin éstas no sería posible al cuerpo físico entrar en estado de "Jinas".

LA MAESTRA LITELANTES 

LAS FUERZAS HARPOCRATIANAS, EL HUEVO ÓRFICO Y LOS ESTADOS DE JINAS

La Gurú LITELANTES, conocida en la tierra con el nombre profano de Arnolda de Gómez, me enseñó los estados de Jinas. Esta Dama-Adepto es mi esposa-sacerdotisa, y mi colaboradora esotérica. Yo había leído mucha literatura ocultista, pero jamás había encontrado datos concretos sobre el "modus operandi" de los estados de Jinas.

El Venerable Maestro HUIRACOCHA en su novela Iniciática, nos cuenta el interesante caso del comandante Montenero que con su cuerpo físico en estado de Jinas entró al templo de Chapultepec, en México, para recibir Iniciación Cósmica. Don Mario Roso de Luna nos habla también maravillosamente sobre los estados de Jinas.

Empero ningún escritor espiritualista jamás nos había enseñado la fórmula concreta para poner el cuerpo físico en estado de Jinas. Aprendí esta fórmula de mi propia esposa-sacerdotisa. Ella me la enseñó prácticamente. Vienen a mi memoria muchas cosas interesantes de aquella época.

Allá por el año de 1946, mi esposa y yo vivíamos en el pueblo tropical de Girardot (Cundinamarca). Cierto día la Dama-Adepto me dijo: "esta noche me transportaré con mi cuerpo físico en estado de Jinas a casa de la señora E. Me haré sentir en ella, y allí le dejaré un objeto material". Algo intrigado le pregunté: ¿Es posible transportarse uno con cuerpo físico a través de los aires, y sin necesidad de avión? La Gurú LITELANTES sonriendo me dijo: Ya verás... Muy temprano fui a visitar a la señora... y entonces esa señora algo impresionada, me dijo que durante toda la noche había sentido ruidos en su casa, y pasos de una persona extraña. Luego me contó que dentro de su aposento debidamente cerrado con candado, había encontrado ciertos objetos materiales pertenecientes a la señora Arnolda.

Asombrado yo de la cuestión, fui a contarle el caso a la Dama-Adepto, y entonces ésta sonriendo me dijo: "ya ves que sí se puede viajar con cuerpo físico en estado de Jinas".

Más tarde me invitó a hacer una excursión con el cuerpo físico por los dominios de esas maravillosas tierras de Jinas, de las cuales habla don Mario Rosso de Luna.

Una noche, la más quieta, la más callada... estaba acostado en mi lecho, en perfecto estado de vigilia; de pronto la Dama-Adepto me dijo: "levántate del lecho, y vamos" La Dama-Adepto había puesto su cuerpo físico en estado de Jinas, y estaba rodeada de las terribles fuerzas cósmicas del Dios HARPÓCRATES.

Me levanté de mi lecho, y lleno de fe la seguí, caminando con paso firme y decidido. Una voluptuosidad espiritual me embriagaba, y entonces resolví flotar en los aires. Comprendí que me había sumergido dentro del plano astral, pero con el cuerpo físico. Entendí, que cuando el cuerpo físico se sumerge dentro del plano astral, puede levitar y queda sujeto a las leyes del plano astral, pero sin perder sus características fisiológicas. La Dama-Adepto me hizo volar por encima de grandes precipicios y montañas, para probar mi valor.

Después de una excursión muy interesante realizada por remotas tierras de Jinas, la Dama-Adepto y yo regresamos a nuestra casa de habitación. Seguí experimentando por mi cuenta, y descubrí que para transportarse uno con cuerpo físico en estado de Jinas, sólo se necesita una mínima cantidad de sueño y mucha fe.

Más tarde la Dama-Adepto me explicó algo sobre el Huevo Órfico y los estados de Jinas. Me viene a la memoria el Huevo de Oro de BRAHMA, que simboliza el Universo.

Nuestra tierra tiene forma oviforme.

"La primera manifestación del Cosmos en forma de huevo, era la creencia más difundida en la antigüedad".

"En el Ritual Egipcio, SEB, el Dios del tiempo y de la tierra, se dice que puso un Huevo, o el Universo; un Huevo concebido a la hora del Gran UNO de la fuerza doble". El Dios RA es representado por los egipcios en proceso de gestación dentro de un huevo.

El Huevo Órfico figuraba en los Misterios Dionisíacos. En Grecia, y en la India, el primer ser masculino visible, que reunía en sí mismo los dos sexos, era representado saliendo de un huevo. El huevo simboliza al mundo. Así pues, la lógica nos invita a pensar que en el huevo existen grandes poderes ocultos.

La Gurú LITELANTES me explicó la fórmula mágica del huevo.

Me dijo la Gurú LITELANTES, que con el huevo podía uno poner el cuerpo físico en estado de Jinas. Hay que hacer un pequeño agujero al huevo en el extremo puntiagudo, y por entre ese agujero sacar su yema y su clara. El huevo hay que tibiarlo en agua ligeramente, antes de hacerle el agujero. El discípulo deberá pintar ese huevo de color azul. Se coloca esa corteza cerca a nuestro lecho, y el discípulo se adormecerá imaginándose metido entre el huevo.

El Maestro HUIRACOCHA dice que en estos instantes debe uno invocar al Dios HARPÓCRATES, pronunciando el siguiente Mantram: HAR-PO-CRAT-IST. Entonces el Dios HARPÓCRATES llevará al discípulo entre el huevo. El discípulo sentirá una gran rasquiña o picazón en su cuerpo. El discípulo se sentirá incómodo, porque tendrá la posición incómoda con que se representa a un pichón entre el huevo. El discípulo no debe protestar, el Dios HARPÓCRATES lo transportará a cualquier sitio lejano, y luego abrirá el huevo y lo dejará allá.

Al principio el estudiante sólo conseguirá transportarse en cuerpo astral. Más tarde el estudiante ya podrá transportarse con su cuerpo físico en estado de Jinas. Esto es cuestión de mucha práctica y tenacidad. Los estados de Jinas nos permiten realizar todas estas maravillas. La Gurú LITELANTES me demostró prácticamente cómo un cuerpo físico en estado de Jinas puede asumir distintas formas, y agrandarse y empequeñecerse a voluntad.

Realmente la medicina oficial no conoce el cuerpo físico sino en sus aspectos puramente primarios o elementales. Empero, los científicos ignoran totalmente que el cuerpo físico es plástico y elástico. La Anatomía y Fisiología oficiales se encuentran en estado embrionario todavía. Las fuerzas que la Gurú LITELANTES me enseñó a manejar, son las fuerzas Harpocratianas, que bullen y palpitan en todo el Universo. Las fuerzas de HAR-PO-CRAT-IST, son una variante de las fuerzas crísticas.

Dondequiera que haya un estado de Jinas, un desdoblamiento astral, un templo de Jinas o un lago encantado, allí están las fuerzas de HAR-PO- CRAT-IST, en función activa. Con estas prácticas de HAR-PO-CRAT-IST, el discípulo va acumulando esas energías de HAR-PO-CRAT-IST, que más tarde le permitirán realizar verdaderas maravillas y prodigios.

Esta ciencia maravillosa la aprendí de la Gurú LITELANTES, mi esposa-sacerdotisa, que trabaja en los mundos superiores como uno de los cuarenta y dos jueces del Karma.

MANTRAM PARA PONER EL CUERPO FÍSICO EN ESTADO DE JINAS 

El discípulo que quiera viajar en cuerpo físico por el plano astral, debe encantar su cuerpo. Adormézcase el discípulo, pronunciando el Mantram: "AL CIELITO FELIPE" (tres veces se pronunciará).

Y luego saldrá de su cuarto, y se dirigirá en carne y hueso a la casa de sus enfermos para medicinarlos. Este es una especie de sonambulismo voluntario. Lo que se necesita es mucha fe y tenacidad hasta lograr el éxito.

OTRA PRÁCTICA JINAS 

Nosotros los Gnósticos podemos entrar al otro mundo en carne y hueso cada vez que queramos, y quienes quieran entrar al otro mundo en carne y hueso, y bien vestidos, con sombrero, zapatos a la moda, para conocerlo y visitarlo como quien entra a un parque o a un jardín, yo les doy la siguiente clave:

1. Acuéstese del lado del corazón, con la cabeza apoyada sobre la palma de la mano izquierda.

2. Adormézcase la persona.

3. Deseche de su imaginación toda clase de imágenes ensoñativas y mentales.

4. Concéntrese única y exclusivamente en el proceso del sueño.

5. Cuando ya se sienta "dormido" realice los siguientes movimientos:

a) Siéntese en su cama, pero al hacer este movimiento de "sentarse" hágalo con sumo cuidado, en forma tal de no ir a despertar, es decir, "conservando" el sueño, porque en el "sueño" está el "poder".

b) Póngase de pie en el suelo, con el mismo cuidado de no "despertar", pues en el sueño está el poder.

c) Dé un pequeño "saltito" con la intención de flotar en el otro mundo.

d) Si usted no puede flotar, acuéstese nuevamente y repita el experimento.

Hay personas que realizan este experimento inmediatamente reciben esta clave, otras tardan semanas, meses y hasta años enteros para realizar lo que otros pueden hacer inmediatamente la conocen, todo depende del grado de evolución de cada cual. Esto llamamos en ocultismo estado de "Jinas". Las poderosas fuerzas energéticas del subconsciente son las que sacan al cuerpo físico de la región químico-física, y lo meten dentro del "plano astral", donde reinan las leyes de levitación.

Estos dos mundos, astral y físico, se mezclan y se ínter-penetran sin confundirse, en la misma forma en que el humo de las chimeneas se mezcla con la atmósfera sin confundirse con ella. Así pues, todo lo que hablo puede ser confirmado por todas aquellas personas que tengan la bondad de escucharme y tener fe. Pero estoy seguro de que millares de lectores de este siglo XX se mofarán de estas "claves", porque las gentes de este siglo sólo quieren cohabitar y conseguir dinero, dinero y más dinero. Este libro no es para los bárbaros del siglo XX. Este libro es para la humanidad luminosa de ACUARIO.

Aquellos que acojan este secreto para entrar en cuerpo físico al plano astral podrán trasladarse a los sitios más lejanos de la tierra en pocos segundos, pues en el plano astral no existe ni el tiempo ni el espacio, allí todo es un eterno "ahora", un eterno presente.

Los mundos suprasensibles son la patria del espíritu.

"Sorbida es la muerte con victoria. ¿Dónde está ¡oh! Muerte tu aguijón, dónde ¡oh! Sepulcro, tu victoria?"